viernes, 20 de noviembre de 2009

Preguntas con respuesta: Escritores


1. ¿Por qué el mundo literario es una feria de las vanidades?

Porque los escritores tienen el ego hipertrofiado.

2. ¿Por qué los premios literarios están dados?

Porque de algo tienen que comer los amigos del jurado.

3. ¿Por qué los editores publican a sus conocidos?

Por lo mismo que un alto cargo de la Administración enchufa a su cuñao.

4. ¿Por qué se publican cada vez más libros?

Por lo mismo que cada vez hay más programas de telebasura.

5. ¿Qué ganas presentándote a un premio sin padrino?

Que te agarren to el pepino.

6. Por qué tengo yo abierto un blog?

Porque me gustaría publicar.


P.S. No tengo muy claro que yo sea escritor, pero en caso de que lo fuera me retrato en esta entrada.

15 comentarios:

Juanma dijo...

Luego pensaré sobre todo esto. Creo que hay cosas con las que estoy de acuerdo y no tanto con otras.

Pero...¿qué lechugas es eso de viva el haiku, muera la soleá? Hasta ahí podría llegar la broma...

Abrazos, querdio mío (si al menos hubieras dicho "viva el ridaiku")

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Has dicho verdades como puños, que decía Blasco Ibáñez. El mundo literario parece tan cerrado y marcado por amiguismos, que parece desaconsejar incluso la autopublicación. Al menos queda el blog... mientras no nos lo quiten. Un saludo, tocayo.

Máster en Nubes dijo...

1. El ego, siempre ahí, mierda... menos mal que tenemos familias que nos lo bajan (y amigos, que no falten)
2. Creo que no siempre están dados y hay alguna sorpresa, poca, pero ...
3. Depende, algunos se hacen conocidos después, eran totalmente extraños al editor.
4. Porque a) los procesadores de texto facilitan mucho el escribir y corregir y b) quizá es un tema de costes de edición, ahoram manores no sé. Por cierto nada como ir a una librería grande para que te des cuenta de que, como en Armas de mujer (un despachito de los 3000 de un gran edificio) publicar es importante pero no es más que una gotita en oceanos inmensos (gotitas que además desaparecen ... a los 3 días)
5. no estoy de acuerdo, no siempre.
6. ay, sí y no, hay veces que lo que te gusta primero es escribir, luego que lean (por eso el blog) si ya publicas el goce es ¿triple?

un abrazo todavía sevillano

Aurora

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El 5 es genial, genial.

Lo del pepino, me llegó al alma.

Dyhego dijo...

Hay preguntas que nunca deberían hacerse:
¿Por qué pinta usted, señor Picasso? ¿Por qué escribe usted, señor Cervantes? ¿Por qué esculpe usted, señor Miguel Ángel? ¿Por qué cantaba usted, señora Callas?
Y estos artistas deberían decirles a los periodistas: ¿Me está usted preguntando esto en serio o es usted tonto del capullo?
Salu2

José María JURADO dijo...

Mis amigos comen sin necesidad de premios, siempre he sido muy dadivoso.

Nadie ama al juez.

Pero menos se ama a los prevaricadores.

Todo muy bien

Joaquín dijo...

La poesía abandona el mundo...

Rafael Lucena dijo...

Pero al final... ¿no pone el tiempo a cada uno en su sitio?

Javier Quiñones dijo...

¿Qué decir de estas preguntas, José Miguel, sino que son verdades verdaderas expuestas con humor y cierta acidez?
Bravo.
Un abrazo, Javier.

José Miguel Ridao dijo...

Está bien, querdio Juanma, indulto a la soleá, y vivan el haiku y el ridaiku.

Pues si nos quitan el blog ya nos inventaremos algo nuevo, tocayo. Lo bueno de la informática es que no se pueden poner puertas al campo.

Bueno, Aurora, yo he generalizado, siempre hay excepciones. Pero vamos, que me reafirmo en lo dicho.
¿Qué se siente siendo madrina de los Mercuriales? Un honor, no dirás que no...

Pues menos mal que ha ido a parar a tu alma el pepino, Javier, y no a otro sitio...

Una cosa es escribir y otra pubicar, Dyhego.

José María, me alegro de que te hayas dado cuenta de que la 2 te la he dedicado. Cuando seas miembro de un jurado, y te lo dice un Pitio, debes recordar esta entrada mía. Vamos, que ya te daré un toque...

Joaquín: ... y vuela hacia la blogosfera.

No siempre, Rafael, no siempre. A los malos, quizá sí, pero hay muchos buenos que se quedan en el camino. Además, ¿cuánto tarda en llegar el reconocimiento? No sé si es vanidad, pero a todo escritor le gusta ser reconocido en vida.

Gracias por tus palabras, Javier. La acidez a veces es buena y hasta sana, creo yo.

Gracias por vuestros comentarios, y abrazos para todos.

Antonio Azuaga dijo...

Lo primero, que me has hecho sonreír –ayer, más incluso–.

Lo segundo, que esto de “sonreír” tanto me produce agujetas faciales; lo que no es bueno para mi cara ni para mi institucionalizada gravedad.

Lo tercero, que no me creo el sexto (me refiero a “tu sexto”). En cierta ocasión (no me acuerdo dónde porque la edad se ceba cruelmente en la memoria) hablé de un tipo de blog al que llamaba “amastinado”. La verdad es que creo que no es uno, que lo son todos. Quiero decir que escribimos los blogs por lo mismo que los mastines ladran en la noche: para escuchar una lejana respuesta de cualquier parte.

Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Veo que has tomado el pulso de la entrada, Antonio. Como te he dicho hace poco, la lucidez adorna tu testa.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Con esta entrada deberían haberte invitado esta tarde a la Radio de los Blogueros. Han hablado de lo mismo... incluso del Padrino.

Como podrás imaginar, ninguno ha tenido pelotas de soltar lo del pepino.

Faltabas tú.

Liliana G. dijo...

¡Ey, Ridao! Que estoy siendo jurado y no me dan ni pa´un café... jajajaja (como decía una vieja canción popular de mi país, "es mejor reír que llorar, así la vida se debe tomar").

El resto impecable, muy de acuerdo hasta en la del pepino :)

Besos mil, José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Álex, ma da a mí que no hay güevos de invitarme a la radio, me conocen demasiado bien...

No dudo de tu honradez, Liliana, pero observa a los amigos de tus compañeros de jurado y comprobarás que están más orondos, tipo Maradona.

Mil abrazos y besos mil (capicúa conceptual).