domingo, 15 de noviembre de 2009

Un año por estos andurriales


Parece mentira, cómo pasa el tiempo... ¡de lento! Me siento como si llevara en esto del blog toda la vida, y hoy mis andurriales cumplen tan solo un añito. No parece que fue ayer, no, sino hace una eternidad, cuando una noche de insomnio de esas en que la cabeza funciona a diez mil revoluciones me dio por pensar en esa cosa rara de los blogs, que ya había visto a algún compañero, y empecé a dar vueltas a ver qué nombre podía elegir, hasta que di con los Andurriales. Ni corto ni perezoso me levanté a las cinco de la mañana, entré en blogger por primera vez en mi vida, comprobé lo fácil que era abrir un blog, colgué tres entradas de golpe y me volví a acostar. Los primeros dos meses estaba más solo que la una, pero después empezasteis a llegar, poco a poco al principio y después en tropel hasta el día de hoy, en que puedo decir que el blog me ha traído una compañía virtual muy real y gratificante.

Siento un enorme agradecimiento para todos mis comentaristas, a los que no nombro porque seguramente se me olvidaría alguno. Sin embargo, como a ellos ya les he dado numerosos abrazos, quiero dedicar esta entrada a todos mis lectores silenciosos, que sé que están ahí apoyando, y en quienes pienso a menudo cada vez que escribo.

P.S. El motivo de la elección del título de mi blog lo expliqué en mi primera entrada.

63 comentarios:

maile dijo...

Felices Eternidades... y que cumpla muchas más.

Capitán dijo...

Felicidades, un año ciertamente fecundo (este es mi regalo de cumpleaños, vaya premio).

Y que sean muchos más como éste.

Un abrazo, Andurriales

zim dijo...

Pues por haber pensado también en los lectores que te visitamos en silencio, lo rompo con delicadeza para desearte otro año fecundo y gratificante (es mejor desear uno tras otro; así parece que se 'pide' menos) en el que sigas rodeado de tropeles de comentaristas y ejércitos de silenciosos lectores (uf, dicho así parece que llegaran al galope para avasallarte. No, no, tropeles y ejércitos pacíficos).
En fin, feliz día. Gracias por más de una sonrisa y de dos cavilaciones.

Rafael Lucena dijo...

Ojalá compartamos muchos más... Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Un añito en la blogosfera es casi, casi, mayoría de edad. Nada, que aquí también te estás haciendo mayor.
Pero me callo, que yo aquí ya soy casi abuelete, ete, ete.
Un abrazo y enhorabuena. Y que cumplas muchos más, claro.

Olga B. dijo...

Felicidades, José Miguel, me encantó tu primera visita y me gustó venir al lugar del que provenía. Ya no he dejado de pasear por estos andurriales que ya parecen una vía romana;-)
Que cumplas muchos más, y nosotros que los caminemos contigo.
Un abrazo.

Juanma dijo...

¡¡Felicides, querdio José Miguel!!

Este blog es para mí casi un lugar de peregrinación. Durante este año pasaste de tener cara de parmenídeo a cara de padre con cuatro hijos. Pero como todo movimiento implica una base sobre la que se sustenta...siempre nos quedará un trono sublime.

Lo dicho, querdio Ridao, que es un placer...y cuumplaaaaaaasss muuuuuuuchoooooooosss máaaaaaaaasss!!!

José María JURADO dijo...

Porque es un muchacho excelente, porque es un muchacho excelente
porque es un muchacho excelente

y siempre lo será.

Cantado por Isolda.

Un abrazo, felicidades.

Antonio Azuaga dijo...

Muchas felicidades. Quedo a la espera de tu virtual soplido sobre esa vela para cantar lo que es de rigor cantar en estos casos.

¡Y que siga el tiempo cumpliendo tus entradas!

Un abrazo

América dijo...

José Miguel recibe mis felicitaciones,eres autor de un blog de un contenido maravilloso,soy fiel lectora del mismo aun cuando pase silenciosamente por él en muchas oportunidades.

Estoy segura que seguirás recogiendo no solo el reconocimiento de tus seguidores, todos los que te leemos también seguiremos disfrutando de tu talento como escritor en cualquier plano en el que decidas escribir.

Un fuerte abrazo en un día en que todo bloguero mira hacia atrás y recuerda su primera publicación y la ilusión de un proyecto que toma forma solo con el tiempo.
Un año de dice pronto pero son doce meses...Por estos andurriales hay que pasar siempre usted sabe siempre donde está parado .

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Enhorabuena de uno que está empezando en esto del blog. Un cordial saludo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Maile. Me ha gustado lo de Eternidades.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Otro abrazo para ti, amigote Capitán. Ha sido un año ubérrimo, ínclito y fecundo.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias a ti por leerme, Zim, de verdad. Los comentarios es lo de menos frente a lo que supone que alguien se interese por lo que escribes.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Dios (o alguien que mande mucho) te oiga, Rafael. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Tú fuiste de los primeros que me enganchó, Juan Antonio, y de los que más ánimos me dieron al principio. Te lo agradezco.

José Miguel Ridao dijo...

Y qué decirte a ti, Olga, nos conocimos a través de unos calcetines desparejados y hemos acabado en Siltolá... y lo que queda. Recuerdos para Angós, y un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Juanma, el tuyo es un caso ejemplar; con la caña que te he dado con las erratas y los premios y sigues viniendo todos los días. Eres er mejón. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Un fuerte abrazo de parte de Tristán, José María. Nos vemos el miércoles.

José Miguel Ridao dijo...

Qué preciosa felicitación, Antonio. Te la agradezco de veras. Soy lector silencioso de tu Imaginaria, que espero que haga honor a su nombre por mucho tiempo.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Te digo lo mismo que a Antonio, América. Entro en tu blog silenciosamente para inundar mis oídos de sones flamencos. Gracias de corazón por tus palabras, y recibe un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, tocayo. Espero que el blog te haga pasar tantos buenos ratos como a mí.

Un abrazo.

marisa dijo...

Querido amigo...yo también vine tras la huella que dejaste en mi blog y ya no he dejado de hacerlo.Gracias por tantas sonrisas y por tu siempre afectuosa presencia.Un abrazo enorme y otro a tu Lola, que también tiene mucho que ver en este blog, y alos peques claro...:)
Con todo mi cariño, Marisa

Miradme al menos dijo...

Muchas felicidades, José Miguel.
Y yo que pensaba que Blogger lo habías hecho tú.
Un año fecundo lleno de momentos geniales (choperos) y especialmente libres en tus comentarios.
Enhorabuena

Joaquín dijo...

Pues como el blogger es una especie en vías de extinción, hay que cuidar lo bueno que aún permanece activo. ¡Por mucho tiempo!

Rafael G. Organvídez dijo...

¡Muchas, muchas felicidades, Ridao!
Un saludo

Máster en Nubes dijo...

Felicidades y a seguir siempre, que se pasa muy bien leyendo tu blog. Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Marisa, me enredaste desde el principio entre tus palabras. Sin Lola y los niños este blog no existiría, tenlo por seguro.

Gracias de corazón por tan cariñosas palabras.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Miradme. Más que blogger, yo he inventado un cuaderno almejillero, léase chopper.

Un abrazo, fue una sorpresa muy agradable conocer tu identidad de la boca de unos pajarracos.

José Miguel Ridao dijo...

Aquí estamos unos pocos dispuestos a no extinguirnos, Joaquín. Se agradecen mucho tus palabras.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Rafael. Estoy deseando pasarme por tu Parnaso a conocerte y a que me asesores. Estos churumbeles no me dejan moverme.

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Un placer siempre recibirte, Aurora. Tus aportaciones son enriquecedoras, y entablamos verdaderos "diáblogos". Ah, y me gustan tus comentarios largos.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

¡¡Feliz cumpleaños!! El primer año siempre es el más significativo, el que nos llena de dudas, en el que depositamos esperanzas, el que que nos lanza al mundo (sí, la mundo, a no dudar), y el que haciendo un balance, una vez transcurrido, nunca nos defrauda...

Snif, snif... pucha* digo, me da una emoción... :)

Felicidades, José Miguel, ojalá hubiera más blogs como el tuyo, tan lleno de vida y con tanta buena onda.

Besazos a tutiplén.

* Interjección bien argentina que según el contexto puede significar, asombro, disgusto o admiración. En este caso es una interjección coloquial de justificación por mi emoción...
¿Para cuándo el diccionario?

JESUS FIDELIS dijo...

Gracias, gracias, gracias.
Nos llena de orgullo y satisfacción, que hayas cumplido un año y nosotros (nos mayestático), en la medida de nuestro tiempo y posibilidades lo hemos ido comentando.
Magníficas entradas nos has ofrecido, con estilo socarrón y a la vez ilustrado,ha sido un placer leerte, comentarte y por supuesto disfrutarte.
Seguiremos en la brecha.

Octavio dijo...

Felicidades, señor Ridao. Tiene usted uno de los blogs más variados, divertidos y desvergonzados de la blogosfera. Como debe ser. Y que sigas así mucho tiempo.
Un abrazo.

Er Tato dijo...

Coño, si me descuido no llego a la tarta. Felicidades, señor Ridao. ¿Aquí cuándo se come?

Un abrazo

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Felicidades.
Llegué a tu blog de rebote (que para eso es un andurrial).
Felicidades.

Ángeles dijo...

Muchas Felicidades, Sr. Ridao, y a seguir escribiendo.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

La vida la traes tú a mi blog todos los días, Liliana, y no sabes cómo te lo agradezco. Consigues arrancarme una sonrisa cada día, y eso no tiene precio.

Como dices tú, ¡un besazo!

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por triplicado a ti, Jesús, lector contra viento y marea. Me encantan esas fotos vestido con armadura en tu blog. La última es impresionante.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por tus palabras, Octavio, maestro en entradas poco recatadas y compañero de premios. Un placer tener contacto (virtual) contigo.

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Compraré una tarta antes de que acabe el día, Tato, y nos la comemos entre todos a las 23:59. Después soplo la vela, claro. Los liberales y los niños primero...

Eres el único economista que conozco en la blogosfera, y me encanta que nos demos collejas.

Un abrazo, tabernero.

José Miguel Ridao dijo...

Ha sido un placer que vinieras, Dyhego. Me encanta el título de Monsieur que me otorgas, aunque no sé si lo merezco.

Un abrazo sin gluten.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Ángeles. Siempre recuerdo un consejo que me diste que para mí se queda.

Un abrazo.

Pasión dijo...

Felicidades José Miguel, gracias por haberme alegrado las
tardes-noches, he disfrutado muchísimo con tus entradas, tu bella música, tú y tu Lola y tus maravillosos niños.

Abrazos.

JESUS FIDELIS dijo...

Gracias por lo de las fotos.
Friki que es uno, aunque intente sacudirse semejante adjetivo.

maile dijo...

Sos eterno mi querido caballero, que diría alguien por aquí. Gracias a vos.

Luis Valdesueiro dijo...

Aunque llego casi al final de la celebración, te doy la enhorabuena José Miguel, y te deseo que sigas muchos años más al pie del cañón. No puedes imaginarte lo que reconfortatu alegría de vivir.

José Miguel Ridao dijo...

Yo sí que tengo que agradecerte a ti, Pasión, las palabras tan cariñosas y tan sinceras que siempre tienes para mi familia, y además fuiste de las primeras en seguirme.

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

De friki nada, Jesús, que eso es una afición bien bonita y saludable. Otro abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

En argentino suena incluso mejor, Maile. Y encima me llamas caballero, qué mas puedo pedir...

José Miguel Ridao dijo...

Las celebraciones virtuales nunca acaban, Luis. Me ha gustado mucho que me digas que transmito alegría de vivir. Es un gran cumplido.

Un abrazo, te sigo en tu blog.

Lola dijo...

Te robo el pórtatil un instante, aunque te dejo el trono todo para tí.

Confieso que me lo paso pipa en tu blog, me arrancas sonrisas, carcajadas, suspiros, me ruborizas y escandalizas... soy tu fan nº 1.
Lo que más me gusta es que nunca sé con qué me sorprenderás.

Y no sólo eso, has abierto una ventana maravillosa desde la que me asomo al mundo descubriendo la cantidad de gente creativa e ingeniosa, con talento, que quieren compartir con los demás sus aficiones, sus pensamientos, su arte.

Gracias por este año maravilloso

Besos

José Miguel Ridao dijo...

Qué te puedo decir que no te haya dicho ya, Lola, o que tú no sepas. Gracias por compartir y por comprenderme.

(Para el resto): no os penséis que vivo en el trono, ¿eh? ¡Es mayormente una leyenda!

José Miguel Ridao dijo...

He ido a por la tarta pero no la he encontrado sin gluten, para que la pudiera comer también Miguel, así que la he cambiado por esto, a ver si tocamos al menos a una por cabeza.

Se me olvidaba apagar la vela.
¡Fufffff! ¡Coño, que casi le meto fuego al blog!

Bueno, un fuerte abrazo a todos. Me habéis alegrado el día, que Lola ha estado de guardia, y aunque estaba en buena compañía (por cuadruplicado) no me ha venido mal hablar con gente de más de seis años.

Ah, y se admiten más felicitaciones, por supuesto, lo que no sé es si quedarán bivalvos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El mundo de la Blogaduría ganó mucho con tu aparición.

¡Y que cumplas muchos más, amigo!

¿Invitarás el miércoles?

Mery dijo...

Feliz cumpleaños.
Es muy grato crear una criatura como ésta y que nos podamos asomar a leerte. Tus andurriales están siempre de brazos abiertos.
Un beso enorme y gracias

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

¡Qué tendrá esto del blog, José Miguel, que sin conocerte, o conociéndote sólo virtualmente, ya te considero amigo y no hay semana que no entre en tu blog y deje, esto más espaciadamente, un comentario!
Felicidades por tu primer añito, como tú dices.
Un fuerte abrazo, Javier.
A ese oráculo que inventas no me atrevo a preguntarle.

Alejandro Muñoz dijo...

Siempre llego tarde a la fiesta. Menuda panda de mamoncetes, no me habéis dejado ningún sandwich.

Sabes de sobra que no se me había pasado, que te pregunté por tu cumple hace muy poco.

Espero que al menos me hayas guardado la bolsa de chuches.

José Miguel Ridao dijo...

Sabes que agradezco de veras tus palabras, Javier S. Como me siento generoso, el miércoles me llevaré las almejas que sobren de esta fiesta.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Mery. Tú has contribuido desde el principio, y mucho, a darme ánimos para continuar con la empresa andurrialera.

Un beso muy fuerte.

José Miguel Ridao dijo...

Coincido plenamente contigo, Javier Q. En el blog se establecen unas afinidades sorprendentes. Además de la calidad literaria pienso que se ve quién es buena persona, y me precio de que todos mis amigos, entre los que te incluyo, lo son.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Qué sándwiches ni sándwiches, Álex. Lo que te has perdido son las almejas. Eso te pasa por irte el fin de semana a zufrir. Hoy te mando un abrazo muy especial para Ignacio y su naricita.