miércoles, 10 de marzo de 2010

Rilke: Sonetos a Orfeo (primera parte) nº 19

Últimamente dedico muchas entradas a la poesía, pero es lo que me sale; será la lluvia. Hoy traigo una traducción de Rilke.

El mundo se transforma raudo
como las formas de las nubes;
todo lo realizado vuelve
al hogar primigenio.

Más allá de marchas y cambios,
más lejos y más libre,
aguarda tu obertura
oh Dios junto a la lira.

No se ha entendido el sufrir
ni se ha aprendido el amor.
Lo que nos aleja de la muerte

jamás se ha desvelado.
Sólo el canto sobre la tierra
santifica y celebra.


Y el original:

Wandelt sich rasch auch die Welt
wie Wolkengestalten,
alles Vollendete fällt
heim zum Uralten.

Über dem Wandel und Gang,
weiter und freier,
währt noch dein Vor-Gesang,
Gott mit der Leier.

Nicht sind die Leiden erkannt,
nicht ist die Liebe gelernt,
und was im Tod uns entfernt,

ist nicht entschleiert.
Einzig das Lied überm Land
heiligt und feiert.

17 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

De mayor quiero ser como tú... Joder, también traduces poesía alemana. Eres el super-intelectual.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Lo que le pasa a usted es que va de listillo y cree que yo soy un pardillo.
Sabe usted que se acerca la segunda evaluación, que tengo que poner las notas y ahora se porta usted bien haciendo todos los ejercicios, proponiendo poemas y canciones bonitas, investigando y publicando entradas bien curradas.

Ya recibirá usted su boletín de notas y yo tengo buena memoria, señor alumno Ridao, que más sabe el Diego por viejo que por demonio.

Hala, estudie, estudie usted.

Juanma dijo...

El primero de los dos tercetos (¿se dice así? ay, ay, ay...que no estoy seguro) es fascinante.

Y, desde luego, como dice "El alegre...", qué envidia hijo mío.

Abrazos, querdio mío. (¿"querdio" en alemán es...?)

Ramón Simón dijo...

Desconocía tu dominio del idioma alemán.

Gran Rainer Maria Rilke; buena elección de poema. Y de la traducción no puedo decir "musho".
Lo traduciré en google, jeje.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

No es pa tanto, Alegre. Pico de todo un poco y de nada un mucho.

Maestro Dyhego, no sea duro y póngame algún positivillo antes del examen, que me lo estoy currando...

Se dice terceten, querdieten Juanma, los terceten de los soneten. ¿Habrá idioma más fácil? Y cuando falla el "eten" cojo el diccionario y santas pascuas.

No lo domino, Ramón. Estudié unos años, y con eso, el diccionario y una mijita de sensibilidad poética me da para taducir.

Abraceten.

José María JURADO dijo...

De Rilke me gusta todo, y si está bien traducido mejor.

José María JURADO dijo...

Como es el caso, aclaro.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Me ha recordado la escena de Juncal.
Escuchar, leer, algo de Rilke me sociega.
Un abrazo

Ramón Simón dijo...

José Miguel si me permite una recomendación, Cuarenta y nueves poemas de Rilke traducido por Antonio Pau, editorial Trotta.

Lo leí estas navidades pasadas,
y guau.

Un abraceten

marisa dijo...

¡qué suerte poder leer a Rilke en su lengua original! Yo me conformo con leerlo traducido. Sus cartas son también maravillosas .me encantan sus reflexiones sobre la poesía, sobre la vida, sobre el paso del tiempo...Y todo, fíjate, lo tiene este poema. En el se vertebran todos esos temas: la vida, el origen , el paso del tiempo, la muerte, la creación poética y la palabra como reveladora del enigma.
precioso.gracias , me has alegrado el día ;)

José Miguel Ridao dijo...

Te lo agradezco, José María. A mí cada vez me gusta más.

No recuerdo la escena, Rafael, pero me la puedo imaginar.

Tengo noticia de ese libro, Ramón, y con tu recomendación trataré de hacerme con él.

Marisa, en realidad no puedo leerlo con fluidez en alemán. Necesito el diccionario. Es verdad que el poema tiene todo eso. Qué bien haberte alegrado el día.

Abrazos alegres.

Ruben M. M. dijo...

Un poeta como Rilke, que supo manejarse por los límites del lenguaje, asomándose a abismos imposibles,siempre merece una pausa para su lectura.

Saludos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Hermoso poema y bonita traducción. Pau me parece un traductor correcto, pero desangelado. Un abrazo.

maite mangas dijo...

Te sienta muy bien la lluvia...y oye, lo que alguno ya ha comentado, que completico, hijo, qué bien.
Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Bien la merece, Rubén. Bienvenido a mi blog.

Gracias, tocayo. He leído uno de los poemas traducidos por Pau y es verdad que le falta alma.

A mi escritura puede que le siente bien la lluvia, Maite, pero a mí regular.

Abrazos, que no falten.

Mery dijo...

¡PERPLEJA!
Y cómo me gusta Rilke en sus poemas, con su vida amorosa tan complicada , dicho sea de paso.
Un abrazo (sigo asombrada)

José Miguel Ridao dijo...

Me halaga tu perplejidad, Mery.

Un beso.