jueves, 11 de marzo de 2010

¿Será grave?

He estado pensando a ver qué entrada colgaba hoy (en realidad fue ayer por la noche, cuando la programé) y tirando de repertorio me he dado cuenta de que no me apetecía colgar entradas andurrialeras, ni anécdotas ni ninguna de esas cagadas que escribo todas las semanas. Lo que me apetece de verdad es seguir con los poemas de Rilke, la música de Bach y demás asuntos enjundiosos. ¡Manda cojones, me he vuelto de un trascendente que tira de espaldas! No es que sea malo escribir de eso, pero... ¡de ahí a que no me apetezca una nueva entrega del diccionario andurrialero! O al menos una reflexión intrascendente con un P.S. al final para añadir un toque de humor. Pero nada, lo más que me salen son poemas que parecen surgidos del inframundo, aforismos enigmáticos, textos gnómicos, prosa lírica atormentada, traducciones del coreano y demás pajas mentales. No deja de ser preocupante, creo yo. De hecho estoy escribiendo esta entrada como terapia frente a este virus erudito que me está causando prurito (¿veis?, ni rimas graciosas me salen, con lo que he sido yo...). En fin, que quería contarlo, en lugar de ofrecer un comentario en danés a la obra de Kierkegaard, como tenía previsto. Ya veremos si la terapia surte efecto; si no... ¡agárrense que vienen curvas!

32 comentarios:

Juanma dijo...

Aprovechando la coyuntura, vengo a pedir un favor, oh sabio Ridao. ¿Podrías darnos tu opinión sobre la evolución del pensamiento de Wittgenstein entre el "Tractatus" y las "Investigaciones filosóficas?
Si, además, pudieras ofrecernos tus conclusiones, a buen seguro acertadas, en alfabeto cirílico, te estaría eternamente agradecido. Incluso haría el esfuerzo de pasarme este verano por Alájar y dejarme invitar...

Abrazos admirados y rendidos, oh querdio Ridao.

Er Tato dijo...

Al final terminarás como éste. Busca ayuda, macho. ;-P

Un abrazo

Joaquín dijo...

Al final me has hecho reírme y todo, Ridao. Pero estoy deseando leer algún comentario de Kierkegaard (en danés, por supuesto), o alguna traducción del coreano.

Cumplimenti,

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Y yo que me esperaba hoy unas lucubraciones sobre la Fenomenología...!

Si es que las pajas mentales son mucho peores que las masturbaciones manuales.

Saludos rusonianos, jejejejeje

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Hola Ridao.
Por favor, no le pongas atención al Juanma que está ejerciendo de tocacojones. Tampoco al Tato que es un cochino salido. Joaquín está excesivamente místico hoy y el Dyhego anda por el mismo camino que el Tato.
Si tienes ganas de elucubrar o pensar profundamente hasnos una teoría sobre los sombreros de paja de Alajar, que se usan en verano.
Un abrazo para todos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ridao, como diría fray Luis, escribe lo que Febo te dicte favorable. Es decir, tú escribe lo que te salga de los cohones, no sé si me explico. Un abrachop.

José Miguel Ridao dijo...

Amigos: me reconfortan vuestros comentarios de apoyo. Después de todo parece que hay solución. He recuperado las ganas: mañana haré una entrada donde diré que currículo significa trabajar con el culo.

José Miguel Ridao dijo...

Me pongo manos a la obra, Juanma. Ahora, si recaigo lo llevarás sobre tu conciencia.

Joder, Tato, eso sí que es grave. Es verdad el dicho de que siempre hay alguien que está peor que tú.

Todo se andará, Joaquín. Total, nadie sabe coreano para ponerme en evidencia.

Peores y menos placenteras, Dyhego. ¡Viva Rousseau!

Esperaré al verano para inspirarme, Rafael.

En eso estamos, Juan Antonio, pero alguien tiene que hacer entradas de este tipo ahora que falta el Capitán...

Abrazos kierkegaardianos (sin premio).

Ramón Simón dijo...

No es nada grave lo que te pasa, José Miguel, es sólo una cuestión de edad, de tiempo, de agua.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Me alivias, Ramón. Eso significa que cuando ya no sea tan joven desaparecerán mis males...

L.N.J. dijo...

Si te pasa eso no es grave, lo grave es lo contrario, que uno dispare sin parar el gatillo. Hablar por hablar , decir por decir y escribir por escribir.

No nos anunciemos como en las páginas amarillas, parecemos eso, en de vez de poner números, ponemos palabras.

Pues eso, que conste _yo la primera_ (por si alguien se siente ofendid@ ); y eso que telefónica tiene mi nombre y mis apellidos y les he dicho mil veces que me lo cambien y nada. La cosa sigue igual.

Saludos.

L.N.J. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
L.N.J. dijo...

El comentario suprimido es el mio, es que acabo de meter bien la pata y me he dado cuenta.

A ver, quería decir que telefónica no tiene bien puesto mi nombre y mis apellidos en el libro gordo de petete.

Pues eso, me voy...

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

¡Bendita sequedad esa tuya, José Miguel, si te da entradas tan redondas como esta! ¡Con lo que has sido tú!
Un abrazo, Javier.

mangeles dijo...

Vamos....que echas de menos al Capitán ehhh¿?¿?

Besos

marisa dijo...

Y es que tu sentido del humor es inquebrantable...así que, erudito o no, no nos dejes sin ridaikus, diccionario andurrialeño, poemas de algún alemán ignoto o lo que quieras.besos;)

José María JURADO dijo...

... es que es Cuaresma.
Prueba con un ridaiku almejillero.
Chop.

Ruben M. M. dijo...

Está bien que lo trascendente nos arranque de lo cotidiano. Nos iría mucho mejor, si a todos nos pasase lo mismo. Te lo aseguro.

Bueno, que sigas entre los clásicos.

Un saludo.

P.D.: Me gusta mucho la imagen de este post. ¿De quién es?

Las hojas del roble dijo...

Qué buen premio para tu pruritoooo...

Luis Valdesueiro dijo...

¡No te escindas, José Miguel! Sé Uno: estoy seguro de que Bach también disfrutaría del diccionario andurrialero; no sacrifiques a uno en nombre del otro. En mi opinión, la variedad de "colores" que usas en tu blog es una de sus señas de identidad.

El alegre "opinador" dijo...

A mí lo de la música los sábados por la mañana me encanta, aunque el pasado sábado no había y me quedé decepcionado hasta el domingo que apareció. Publiques lo que publiques, aquí seguiré...
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Estoy de acuerdo contigo, L.N.J. A veces escribimos por escribir, y nos puede la vanidad.

Muchas gracias, Javier, ¡con lo que eres tú también!

Mangeles: tengo suficiente con la compañía física del Capitán, que es mejor que la virtual.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Eso lo último, Marisa. Los ridaikus y las series andurrialeras son el alma de mi cuaderno.

Probaré, José María. Además es muy apropiado para los viernes de cuaresma como hoy. De hecho en un rato salgo a comprar almejas (no es coña).

Seguiré con los clásicos, Rubén. En cuanto a la imagen, la encontré en Internet pero no viene el autor. Si me llaman los de la SGAE pienso negarlo todo.

Abrazos pirateros.

José Miguel Ridao dijo...

Julio: Marchando un Pruritoooo.

Muchas gracias, Luis. No me escindiré. En cuanto a Bach, no me lo imagino riéndose con los cipotes y los shoshos con ese careto que tiene debajo de la peluca, aunque a lo mejor todo es pose.

Alegre: lo de la música de los sábados me da vidilla, ya que me es muy difícil escucharla en casa con los miños. Sucede que, como las entradas tengo que currármelas bastante, no todas las semanas puedo colgarlas.

Abrazos peluqueros.

José Miguel Ridao dijo...

Se me olvidaba: como al final he colgado hoy viernes una entrada chorra, dejo aquí el prometido comentario sobre la obra de Kierkegaard:

Kjerlighedens Gjerninger fra 1847 er en undersøgelse af næstekærligheden, og hvordan den kærlighed, som Kristus har åbenbaret, kan finde udtryk i hver enkelt handling. Beskrivelsen er ironisk, dvs. at den mest drejer sig om kærlighedens modsætninger: mistro, misundelse, hovmod og dømmesyge. Denne samme fremgangsmåde bruges både i "Christelige Taler" fra 1848, hvor eksemplerne hentes fra de forskellige former for bekymring, og i Kierkegaards Sygdommen til Døden (1849). Her dukker et nyt pseudonym op, den kristne Anti-Climacus. Han bearbejder på ny emnet fra Begrebet Angest, hvad der giver Kierkegaard lejlighed til at formulere sit menneskesyn: Mennesket er en syntese, et dialektisk forhold mellem modstridende sider, henvist til både livets hverdage og evigheden, spændt ud mellem nødvendighed og mulighed. Samtidig lever mennesket under det vilkår, at det må forholde sig til sig selv - som dødeligt og evigt, som nødvendighed og mulighed. Igen lader Kierkegaard sit pseudonym, her Anti-Climacus, behandle stoffet på en negativ måde. Han gennemgår alle de skikkelser, som fortvivlelsen kan have, men lader det munde ud i en forståelse af fortvivlelse som det, at man ikke vil være sig selv. Denne analyse fører ham frem til at genfremsætte læren om synden.

Kierkegaard nærmede sig hele tiden kernen i sit budskab, og i Indøvelse i Christendom fra 1850 fremhæver han troens betingelse: at træde i Jesu fodspor. Derpå beskriver han "forargelsen", dvs. erkendelsen af, hvad det indebærer af personlig lidelse at være kristen. Det fører frem mod det enten-eller, som er kravet i troen. Kristus fremhæves som forbillede og efterfølgelsen af ham som den sande form for kristendom. Men når forbilledet levede og døde i fornedrelse og under foragt og hån, vil den kristne også komme til at lide for sin tro. Kierkegaard går dog ikke så vidt som at kræve, at man skal blive martyr for sandheden. Det har kun Gud og en apostel ret til, men kristendommens krav må stilles klart frem. Det fører Anti-Climacus til at foretage en skarp skelnen mellem den triumferende, etablerede kirke og den ægte, kæmpende kirke. Det foregriber angrebet på den etablerede, danske kirke, som man ellers ofte betragter som noget løsrevet i forhold til forfatterskabet.

Igen ser det ud til, at Kierkegaard havde tænkt sig at afslutte sit forfatterskab. I 1848-49 skrev han Synspunktet for min Forfatter-Virksomhed, som først blev udgivet efter hans død i 1859. Det samme gælder Dømmer selv!, der først blev trykt i 1876. I 1851 udgav han Til Selvprøvelse, Samtiden anbefalet, hvorefter han trak sig tilbage fra den litterære offentlighed.

Espero que os haya gustado.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Menosmal que has puest el comentario kieerkegardiano con premio. Me has dejado con la boca abierta. Cuánta sabiduría, supongo. Ante tal despliegue, no puedo añadir ni una palabra más.
Abrachop.

José Miguel Ridao dijo...

Uno, que es multilingual y erusdito...

Liliana G. dijo...

Si bien me divierto horrores con tus desopilantes textos, que me arrancan una carcajada muchas veces a las siete de la mañana (hora inhóspita para estos menesteres), disfruto de tus ataques culturosos como el que más. Sí señor, "lo cortés no quita lo valiente", o mejor dicho: "Lo culto no quita lo gracioso".

Avanti, Ridao, estoy con vos :)

Besazos.

José Miguel Ridao dijo...

Me encantó la palabra "culturoso", Liliana. Vamos a tener que proponernos como lexicógrafos.

Un beso.

Alejandro dijo...

Traducir del danés o el coreano (con ambas manos) debe ser más sencillo que de las pajas mentales.

Estoy con el amigo Jurado, necesitas (o necesitamos) nuevos ridaikus.

Mery dijo...

Así que tienes a todas las musas de las Artes revoloteando sobre tí e incordiando a lo bestia. Pues nada, déjalas hacer a su antojo.
Ya sabes que nosotros encantados.
Cuando tengamos ganas de vulgaridades, ponemos Tele 5 y asunto resuelto.
Besos

José Miguel Ridao dijo...

Tengo olvidados los ridaikus, Álex, ya va siendo hora. Esta semana que entra caerán.

Tienes toda la razón, Mery. Siempre nos quedará Tele 5. En cierto modo me he hecho esclavo de mi "fama", y me sabe mal poner muchas entradas serias seguidas.

Un abrazo.