martes, 28 de septiembre de 2010

Últimas reflexiones de un filósofo


Todo lo que me ha pasado hasta ahora me parece un sueño, una broma macabra abocada a este momento final donde se decide de verdad mi vida, mi existencia. Si continúo siendo algo lo seré para siempre, y la eternidad me acogerá en sus brazos para acunarme o para dejarme caer al vacío. Si por el contrario aquí acaba todo, hubiera sido mejor no empezar a existir, si tan breve era el viaje. La eternidad seguirá ahí como algo inalcanzable y remoto, intuido nada más por nuestra peculiar conciencia del tiempo. La eternidad trascenderá ese tiempo y será un todo en el que nosotros no hemos sido ni siquiera una parte, acaso una mota de polvo que se llevó el viento en una ráfaga repentina. Ese instante fugaz es todo lo que tenemos, y nos creemos dueños de un tesoro inviolable.

Mañana al despuntar el alba se resolverá mi duda trascendente. Si sigo teniendo entidad seguiré viviendo, para bien o para mal, y si mi entidad desaparece no lo sabré jamás -ni siquiera la palabra jamás tendrá ya sentido-. En ese caso la vida acabará de un golpe certero, de una caída al abismo parecida a la subida de la nada al vientre materno que experimentamos al nacer. En este último caso habrá un principio y un final, y en el primero no habrá ni principio ni final.

Ya oigo los pasos del verdugo. Pienso, luego muero. Muero, y luego, ¿vivo?

13 comentarios:

Dyhego dijo...

Pero, quillo, ¿qué t'ha dao? Tómate ahora mismo una servesita, una mansanillita, un poleito o un agua bezoyita...
Salu2

mujer prevenida vale por dos dijo...

O las reflexiones del nasciturus...

Rocío. dijo...

Vaya Ridao,con tanta entidad,¡que lío!,a ver si tengo entidad,existo y vivo,y si no la tengo ¿que soy un pez?,bueno como no se ni que es la entidad,ni si la tengo,ni tengo ganas de pensar a estas horas,pensaré que tengo mucha,y que vivo que no veas que bien.Que manera de hacenos pensar a altas horas de las entidades,ale a viví,t cuándo muramos que nos entieren,con mucha o poca entidad y ninguna castidad.

Ramón Simón dijo...

Piensas, vives, mueres.Mueres, vives, y piensas.

Da igual el orden de los factores, no altera el producto.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Compañero, estás en la tesitura de Pascal. A ver si te veo y te expongo su dilema, porque se parece mucho al tuyo. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

No soy yo, Dyhego, es el filósofo. Bebo de todo menos Bezoya. Amos, home...

También vale, MPVX2. Lo mismo da por el principio o por el final.

Lo de enterrarnos con castidad está ya perdío, Rocío. Habrá que conformarse con la entidad.

Mientras el producto sea bueno, Ramón...

Me asombro de mí mismo, Jesús: en un ratito me he situado en la tesitura de un peazo filósofo, jeje. Creo que hoy iré, aunque sea tarde, y me lo explicas.

Abrazos.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Mu mal hesho, quillo, lo de no beber h20 bezoya, que dicen es mu buena p'al... riñón...
Salu2 hídricos

José Miguel Ridao dijo...

Pues entonces habrá que beber agua Fontnatura, que no sabe a nada pero te la pone dura.

Ramón Simón dijo...

Desde hoy empezaré a beber Fontnatura,

Gracias José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Y después te bebes Fuente Liviana, que el empalme te dura una semana.

El Naranjito dijo...

Y mis hijos se quejaban del nota que les enseñaba filosofia en el tuto. Si te conocen se enganchan otra vez a las clases.
Bueno me tomeré una copita de bezoya con un chorrito de fuente liviana, que como no de resultado te enteras, tú y el Dyhego.
Un saludo, filósofo y grácias por las reflexiones.

Bea. dijo...

Es verdad Ridao mejor tener entidad que castidad que eso es muy aburrido,ja,ja,ja.Me estoy pareciendo a la paqui.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias a ti, Naranjito. Cuidado con la bebida.

Tú eres mucho más fina, Rocío.

Abrazos.