miércoles, 1 de septiembre de 2010

Apuntes (VII)


Me han regalado unas varas de nardos, las primeras del año, y la casa se ha llenado enseguida de un aroma dulzón, algo decadente, como el del umbral de una casa señorial venida a menos.

***

Veo a Gonzalo andar en pañales y parece un hombrecito, con la cadena de su chupete colgando y fijándose en todo. ¿Qué pasará por su cabeza, que nunca podremos saber? ¿Por qué nuestros recuerdos empiezan en un punto y no antes?

***

Aún sigo dando vueltas al poema "Tabacaria". Lo leí ayer en portugués y no entendí mucho, pero lo comprendí todo.

***

Quien padece de saudade está vivo, muy vivo. Se agarra a la vida con la misma fuerza que el mayor de los libertinos, sólo que no vive hacia fuera, sino hacia dentro.

12 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

El primero y el cuarto transportan y ese "Quien padece de saudade" te hace sentir súbita melancolía

Un beso.

Juanma dijo...

El gran Umbral. Perdón. El grandísimo Umbral. Perdón. Umbral, el más grande, tiene escrito (más o menos, cito de memoria) que un hijo es la memoria que no tenemos, no teníamos, de nuestra infancia.

El tercer apunte es maravilloso.

¿Pero qué hago comentando? ¡¡¡¡Si estoy de vacaciones!!!!

Abrazos del JLDA.

eutelia dijo...

si, si...la saudade es la "sal-da-de" de la vida, o sea, en portugues antiguo, la que le da sal a la vida.
Un abrazo
tania

mangeles dijo...

¡Que suerte que te regalen flores¡...que bonito....

Y tú crees que a Gonzalo, ¿?le gustará dentro de unos años, acordarse de "sus pañales" y ese "culo pollo" ¿¿?

Pues eso...por eso no lo recordamos...¿Te imaginas con el pico de pañal de algodón, a la edad de Gonzalo?....¡Yo prefiero no recordarlo¡¡¡¡

Besos...

Pd.: Dicen que los cojos tienen muy mal genio...debe ser eso...porque el Menéndez no ha dejado títere con cabeza hoy...ufff...Menos mal...que mucho mucho y luego...náaaa

Alejandro dijo...

Me da lástima haberme perdido los primeros apuntes, y si vuelvo hacia atrás no es lo mismo que leerlos frescos, como los nardos.

Estoy con Juanma, el tercero es de orejas y rabo.

Ramón Simón dijo...

Muy "güenos", José Miguel, como los anteriores apuntes.

Podrías llamarlos "apuntes ridaoleros", "es un poné"

Un "abraXo".

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Mucha chupeta, mucho nardo, mucha saudade y mucha tabacaria... pero yo sigo esperando su invitación formal para estrenar su nuevo palacio (porque supongo que ya se ha mudado usted a la nueva mansión que se han comprado ustedes ¿no?
Vamoh a lo que vamoh

Liliana G. dijo...

¡Qué ternura! Me imagino a Gonzalo "empañalado y enchupetado" y lo que menos se me ocurre es pensar en lo que piensa... ¡se limita a disfrutar de la vida! Ojalá nosotros pudiéramos hacer lo mismo con tanta naturalidad.

Los nardos me incitan al verso y las saudades también, la nostalgia es esa parte de la vida en que nos damos cuenta que realmente hemos vivido y lo disfrutamos (además, tiene gusto a tango)

Estupendos apuntes, Ridao.

Besos.

P.S.: Gracias por tu alegría por mi alegría. Claro que soy parte de la familia... :)

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Paloma. Lo escribí en un rapto melancólico. Un beso.

Gracias, J. No sabes lo que te compadezco.

No tenía ni idea de esa sorprendente etimología, Eutelia.

Pues no lo había pensado, mangeles, Pobrecito. El Menéndez se sale cada vez más.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Léetelos, Álex que los he envasado al vacío.

Gracias, Ramóns, tomo nota.

Dyhego: el miércoles es el gran día. Por supuesto, estás invitado. Ven provisto de un trompo y mil espiches y alcayatas.

Muchas gracias, Liliana. ¡Gusto a tango! No hay mejor elogio.

Abrazos bandoneónicos.

José María JURADO dijo...

Grandioso poema de Pessoa.

José Miguel Ridao dijo...

Asombroso.