jueves, 1 de diciembre de 2011

Haiku de invierno


un viejo triste
notas muertas de frío
bandoneón

7 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Se hace saber que los premios concedidos a este haiku serán convenientemente censurados.

Dyhego dijo...

Primera Evaluación

Informe sobre el alumno José Miguel Ridao:
Habiéndose reunido los miembros de la junta de evaluación, presidida por el tutor, excelentísimo etcétera abajo firmante, vienen a decidir lo siguiente:
Se comprueba en el alumno un afán por mejorar su bitácora (1/1) haciendo buen uso de vocablos españoles que, si bien asaz procaces, aparecen en el diccionario de la RAE (1/1). Ridao es puntual en la entrega de sus tareas (1/1), cuida la presentación (1/1), investiga, coteja y profundiza en las fuentes del saber (1/1). Valoramos su afán interdisciplinar, desde la poesía hasta las reflexiones pasando por la especulación económica, la traducción a varias lenguas y la crónica política y humana (1/1). Su comportamiento en clase es edificante (es de alabar que ni rumie chicle ni se rasque las gónadas) (1/1). Se presenta voluntario para todas las tareas que estimulen su intelecto (1/1). También valoramos su proyecto de fin de curso: aunar las ciencias económicas, musicales y literarias plasmando dicho trimaridaje en “poesía economicomusical” (1/1).
Da pruebas de saberse los temas no de memorieta sino por haberlos comprendido (1/1).
Por todo ello y utilizando mi voto de calidad, propongo que al susodicho alumno se le conceda Mención de Honor, distinción sujeta a la entrega en plazo breve de charcutería ibérica y vinos hispanos (o su equivalente en moneda de curso legal).
Así dispongo y firmo en Bloguilandia, a 30 de noviembre de 2011.
Magnanimísimo etcétera don Dyhego Dydakos Dyonisiakos.

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Por fiiiiiin!! Muchas gracias, maestro Dyhego, corro a decírselo a todo el mundo, como Luis Miguel Dominguín tras beneficiarse a Ava Gardner. Y ahora, ¿qué retos me quedan en este mundo bloguero? Siento un no sé qué en el estómago, un vacío existencial, no puedor, no puedor...

¡A dios pongo por testigo que nunca, nunca, volveré a ser ninguneado en bloguilandia, con las pedazos de notas que he sacado este curso.

Un abrazo orondo y lirondo.

Alejandro dijo...

Después no vayas largando de AT, que uno ha tenido que tirar del RAE para medio entender un simple haiku. Espero que no te subas más a la parra.

José Miguel Ridao dijo...

Mira que eres bruto, pero si habrás pasado esta mañana igual que yo delante de unos pocos de bandoneones, camino de la Plaza de San Francisco. Capaz eres de creer que son acordeones. Un poquito de por favor, home.

A la parra me he subido astarnúo, como puedes comprobar.

Adiós, AMM.

Elías dijo...

Me apunto a la charcutería y los vinos.
Y ya de paso, al haiku y los bandeoneones, también llamados fueyes (con y griega) por los malevos, pitucos, lamidos y sushetas.

Abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

No sabía lo de los fueyes. Liliana, simpatiquísima y asidua visitante de esta casa, está empeñada en hacer un diccionario español-lunfardo-español. NO estaría, mal.

Un abrazo, te guardaré el hueso del jamón para cuando nos veamos.