sábado, 10 de marzo de 2012

Engañabobos



Imaginad que no tenéis ni puta idea de lo que es un haiku ni habéis oído esta palabra en la vida. A continuación, leed este poemita:

Un viejo estanque.
Se zambulle una rana:
ruido de agua.

¿A que es una cagada?

Pues se trata probablemente del poema japonés más famoso, escrito en el siglo XVII por el gran Matsuo Bashô, traducido por el que fuera jesuita y especialista en cultura japonesa Antonio Cabezas.

Seguramente así suena (al oído y a la vista) mejor:

古池
蛙飛び込む
水の音

Lo que demuestra que hay que ser japonés para apreciar un haiku, y que yo, por lo pronto, prefiero componer ridaikus, que son castizos, orténticos, del terruño.

Brotan los haikus
como flores de loto.
Engañabobos.

¿Es que tú eres
chino ni japonés?
¡Haz un soneto!

Ahí se quedáis
con los poetas nipones.
Me voy p'Alájar.

6 comentarios:

gatoflauta dijo...

Total desacuerdo. Hay haikus escritos en español que son realmente excelentes. No se trata de ser japonés; se trata de ser poeta. (Por cierto, el soneto es, como se sabe, una invención italiana. ¿La descartamos también por eso? Lo ajeno puede enriquecernos, si sabemos hacerlo propio).

Dyhego dijo...

Cagüen la puta,
y en to lo que se mueve,
los políticos.

José Miguel Ridao dijo...

Gatoflauta: de acuerdo, hay excelentes haikus escritos en español, y en inglés, pero en realidad no son haikus, nos hemos quedado con el esqueleto y le hemos puesto nuestros versos, y el resultado puede ser admirable, pero insisto en que es algo muy alejado de la creación original, la traducción del haiku de la rana es un ejemplo. Obviamente, el de Petrarca es un caso radicalmente distinto: las dos culturas y los dos idiomas comparten tanto que la traducción los hace igualmente bellos, y llegan de igual modo en las dos lenguas.

Dyhego: no me mientes a los políticos, que huyen las pocas musas que revolotean por aquí.

Abrazos.

eres_mi_cruz dijo...

u-na co-pia es,
me jue-go yo un güe-vo,
si es ja-po-nés

o-í-lo yo ya:
u-na vie-ja yun vie-jo
van pAl-ba-ce-te

van pAl-ba-ce-te
yen-me-dio el ca-mi-no
vay se la me-te

vay se la me-te,
me jue-go yo un güe-vo,
QUE CHI-NO NO E...


el haiku es una patente española, connñio... marca española de toda la vida a la que los japoneses le cambiaron una letra para benderla en los bazares...

eres_mi_cruz dijo...

ah, y güevo es el kigo de primabera-berano en el cortinglé...

José Miguel Ridao dijo...

Sí home, ahora el haiku va a ser vasco, te quí ya, prefiero a los japoneses, que además les gusta el flamenco. El flamenhaiku sería un buen subgénero.

yo te quitaba
las duquelas que tienes
de un vejigaso