martes, 27 de marzo de 2012

Hacin ze ezcrive



Conste que no hago esta entrada para ridiculizar a nadie. Se trata de un examen de 1º de Bachillerato (antiguo 3º de BUP). En una palabra de tres letras (así) cuatro faltas de ortografía: la hache, la ce, la tilde y la ene. Y la Junta de Andalucía poniéndose medallas, regalando portátiles a razón de 44 millones de euros anuales con la que está cayendo, cuando lo que estos niños necesitan es el manual de ortografía de fondo blanco con la pluma, una cartilla de caligrafía y dos horas de deberes al día, y si no los hacen un cero patatero, y los padres les castigan sin salir el fin de semana.

¡Tanta pedagogía ni diversificación ni orientación, coño, que hemos perdido el norte!

12 comentarios:

Er Tato dijo...

Hemos perdido el norte y, lo que es peor, el sentido del ridículo, Ridao.

Un abrazo de cuadernillo rubio

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
El anuncio televisivo (perdón, el spot mediático) "porque yo lo valgo" ha hecho (perdón, a echo) muchos estragos (perdón, munchos extragos) y así (perdón, hacin) se oye por ahí (perdón, por ai):
- Llo avlo con fartas de ortografia porque llo lo balgo y porque me sale del chumino.
-Nengún maestrucho de la poya me ba ha decir como tengo que avlar.
-Maestro, dice mi paere que los cuadernos esos de ortografia los aces tu con la punta el navo.
-Pos no que dice la tia esa dela maestra que mi Llessika i mi Llonatán deverian acer copiados y muestras. ¡La puta esa lo que nesecita es que le metan una picha por el coño toas las noches i se deje de hostias y de tocarme la pepitiya!

Pos lla esta to dicho.
Saluos

CLOCHARD dijo...

Estimado Ridao:

A veces pienso que lo peor de todo no es que seamos, sálvese el que pueda, analfabetos, sino que nos sintamos orgullosos de serlo. Y lo triste es que, querámoslo o no, esto, en cierta manera y espero no exagerar, interesa para controlar mejor al rebaño. Porque solo viendo como actúan y se expresan los que manejan el cotarro pueden ser deducidas muchas cosas con respecto al ideal que en materia educativa pueda llegar a tener esta gente.

Alabados sean... un saludo.

Er Tato dijo...

Por si te sirve de consuelo

Ridao, que las cosas son hacin y los pimientos son hazaos.

Alejandro dijo...

Hacin ze avla, Ridao... i laminiztrasion hechandoze flore.

Hun zaludo... HACIN DE GRANDE

Alejandro dijo...

Hacin ze avla, Ridao... i laminiztrasion hechandoze flore.

Hun zaludo... HACIN DE GRANDE

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ridao, lo del castigo no puede ser eso es sadismo contra la juventud.
Haber pa que coño esta jaciendo tanto esfuerso la alministrasion publica y los mismisimos profesores pa que depue los padres jodan a lo niño y le creen traumas, locura o como coño se llame eso.
Como siempre la culpa al maestro y a los pobre chiquillo.
Lla esta bien ombre.
Zaludos

eres_mi_cruz dijo...

ridao, te pasará lo que a mí, que a veces te preguntas si tus valores se han quedado anticuados... nadie parece valorar la ortografía, lo ves en televisión, en prensa, en cualquier valla publicitaria... la misma Academia siempre tiende a bajar el listón...
yo, directamente, volvía a las orejas de burro, al escarnio público, al repetidor ignominioso, al segundo aviso y a la expulsión definitiva... el que no quiera estudiar, a trabajar con los albañiles como se ha hecho toda la vida, noble profesión... ahora ni buenos albañiles hay por mucho que practiquen kickboxing todos con sus madres y sus novias, lo graben en vídeo y lo suban al youtube... podrá ser visionado en el aula tic por los niños que, curiosidad propia de la edad, teclean búsquedas del tipo ko brutal en el instituto o novia cachonda chupa...
lo dicho, macho... ni para nóminas les va a dar...

Barry Lyndon dijo...

Todo viene de la cultura del anti-esfuerzo, de la igualdad por abajo, del qué más da, del todo vale, de la mediocridad española.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, hoy estamos todos de acuerdo, como cabía esperar. hasta los políticos lo estarían (otra cosa es que lo reconocieran). Yo creo que Tato ha puesto el dedo en la llaga: se ha perdido el sentido del ridículo, incluso se presume de escribir mal, el orgullo a que se refiere Clochard. Y lo peor es que lo que se ha destruido en una generación tardará varias en recuperarse, si es que se consigue.

Habrasos jinchagüeberos.

Mery dijo...

Jo, qué hartura con la pseudopedagogía y pseudopsicología infantil.
En efecto, un cerito bien redondo y a repetir curso. Ni traumas ni porras.
Hace poco vi en tv a unos hermanos mayorcitos que soltaron que un "vate" era un W.C.
Por supuesto ni se les pasó por la cabeza que podía ser un poeta.

José Miguel Ridao dijo...

Y lo malo es que sólo nos queda el recurso al pataleo. Al menos se desahoga uno (o una).

Un beso, Mery.