miércoles, 20 de enero de 2010

Confidencias

Este viernes fue Jaime quien me sorprendió a sus cuatro años:

- Papá, te voy a contar un secreto, pero no se lo digas a mamá que se ríe de mí.

- ¡Qué emoción! Dime, Jaime.

- Que D. y yo nos vamos a casar.

- ¿Y cómo lo sabes?

- Porque me lo ha dicho ella.

- ¿Y dónde vais a vivir?

- En casa de D. Ella va a coger las cosas de su madre y yo las de su padre (en este punto le brillaban los ojos de la emoción).

- ¿Y no te da pena no vivir más en casa?

- No, porque iremos a visitarte.

- ¿En qué coche?

- En el tuyo, que es más grande y te lo vamos a cambiar por el de la mamá de D.

- Oye, Jaime, ¿y sabe esto ya alguien?

- Por ahora se lo hemos dicho a muy poca gente.


P.S. Soy un traidor: no sólo se ha enterado su mamá, sino media blogosfera. Espero que me lo perdone cuando sea mayor.

P.P.S. Lo de usar iniciales siempre me ha parecido, con perdón para quien lo haga, una mariconada, pero comprenderéis que en este caso debía preservar la identidad de mi futura nuera.

25 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Es curioso la visión de la vida que tienen los críos, qué felicidad. Recuerdo que un día estaba yo jugando el la calle, 6 u 8 años, no recuerdo. Y una niña, vecina, me dijo que nos casaríamos cuando fuéramos mayores. No he vuelto a verla, pero en su momento, tuvo su punto.
Un abrazo.

El alegre "opinador" dijo...

Con cuatro años y ya ha aprendido que mandan las mujeres. Se va a casar porque se lo ha dicho ella. Je, je, je. Además, cogiendo las cosas de su padre.
Los críos son absolutamente geniales. Un fuerte abrazo. Saludos a tu nuera. Je, je, je.

Máster en Nubes dijo...

Eres un traidor, por Dios, bueno, al menos has usado una D. y ella ha quedado en secreto... Como se entere tu hijo que lo has contado ya verás...

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Si es que nada hay imposible para los niños!
Salu2

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Hombre, Ridao, lo de las iniciales es como todo: hay que usarlas con tino y sin abusar. Pero son muy útiles, y no sólo para evitar dar publicidad a personas que no tienen por qué ver su nombre en la red: por ejemplo, para despistar a Google.
Un abrazo.

JESUS FIDELIS dijo...

Jajaja, ¡qué rico!

José Miguel Ridao dijo...

Búscala, Paco, a ver lo que te perdiste.

Alegre, esa lección es mejor que la aprenda cuanto antes, por la cuenta que le trae.

No te creas que no me remuerde la conciencia, Aurora. Me costó lo suyo darle al botón de "colgar entrada".

Es verdad, Dyhego, todo lo logran. Lo malo es que de mayores se nos olvida cómo se hacía.

José Manuel, estuve a punto de no poner el PS pensando en ti. Por Trapiello, Tolstoi y todos esos me daba igual, total, no los conozco, pero mi tendencia a las cagadas pudo con la educación. No había pensado en lo de google, tienes toda la razón. Es un buen motivo para poner el nombre completo de la gente que nos cae mal (y su dirección, y su e-mail...).

Para comérselo, Jesús, con patatas.

Seis abrazos, uno de ellos con disculpa.

Cita dijo...

Pero que cosa mas rica!!!

Oye Jaime, recuerda poner un par de cojines debajo del asiento para conducir !!! jejeje

Un beso y felicidades por esas criaturas

Cita

Ángeles dijo...

Por lo menos a ti no te echan de casa, sólo te dejan sin coche.
Un beso

Juanma dijo...

Me encanta ese "por ahora se lo hemos dicho a muy poca gente". ¿Qué tal te sientes siendo ya, prácticamente, suegro?
Y, por otro lado, espero que tu mujer no tarde mucho en enterarse porque ella debe ser la madrina y, en fin, el vestido y todo eso.

Qué buenos tus niños. ¿Qué haríamos sin ellos? No es necesario contestar, querdio mío, que ya sabemos que la respuesta es nada.

Un fuerte abrazo. ¡¡Y enhorabuena!!

José María JURADO dijo...

Qué tierno... el problema es que con lo rápido que crecen en la práctica esto ya ha pasado.

Enhorabuena.-

pitusa dijo...

Para cuándo la pedida?. Ya les has comprado a tu hijo el anillo?.

Un besito,

Mery dijo...

¿Sabes lo mas gracioso de ésto? Que siempre son las niñas, por muy pequeñas que sean, las que van proponiendo noviazgo y matrimonio a sus amorcitos. Tengo varios casos a mi alrededor igualitos-igualitos.
Qué encanto, no me digas.
Un beso

Luis Valdesueiro dijo...

Puede que no te lo perdone o puede que te lo agradezca. ¡Quién sabe! En cualquier caso, esta entrada contribuirá en el futuro a su memoria del pasado lejano.

Alejandro dijo...

Permíteme tres apreciaciones:

1. No sé si será con D., pero sí como el explica.
2. No confíes en que no opte por echaros de casa.
3. Ni de coña lo de hacerlo ya. Si tienes suerte... lo hará después de cumplir los 40.

Un abrazo hastalueguero, querido amigo.

Juanma dijo...

¿Hastalueguero?...¿Mercuriales habemus?. Tenedme cuidadito, que ya vais siendo algo puretones para ciertas cosas.

Abrazos.

Er Tato dijo...

La P.S.S. es un poco confusa, señor Ridao, ¿le pides perdón a quien lo haga? ¿el qué? ¿usar iniciales o mariconadas? ;-P

Un abrazo

P.S.: Vete preparando, picha, que Jaime te va a poner las pilas bien puestas.

Anónimo dijo...

Gracia por chivarte. (y no es coña)
Me has hecho disfrutar.

José Miguel Ridao dijo...

Se las daré de tu parte, Cita. Muchas gracias.

De momento, Ángeles, de momento...

Gracias por la enhorabuena, Juanma. Tú has contestado por mí, compañero de pañales.

Gracias, José María. Mejor no pensar en el paso del tiempo. Hoy tengo una sorpresita para ti.

No vayas tan rápido, Pitusa, que aún tengo esperanzas de que Jaime le eche el lazo a tu pitusilla.

Eso va en los genes, Mery. Seguro.

Esa precisamente es una de las razones por las que hago tantas entradas de mis hijos, Luis. El blog será un álbum de recuerdos para ellos.

Muy certeras apreciaciones, Álex, vive Dios.

Sssshh... Calla, Juanma, no levantes la liebre, que hemos dicho a nuestras parientas que vamos a una reunión de trabajo.

Usar iniciales, por supuesto. ¿Cómo lo dudas, Tato? Las mariconadas son totalmente legítimas, y a ver quién dice lo contrario.

Pues me alegro mucho, Anónimo. De Jaime es el mérito (bueno, y de mi nuera).

Un abrazo pretertuliano sin premio.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Joder Ridao, vaya como me has puesto la pantalla de baba.
Ojalá conserváramos su inocencia, otro gallo nos cantaría.
Un beso para el futuro matrimonio y un abrazo para ti, sin mariconeo eh.

maile dijo...

No sabe usted la suerte que tiene,mi señor Ridao. Yo si.
Mi chico, que ya anda buscando los veinticinco, continua haciendome confidencias tales y mayores, pero no le cuento ninguna no vaya a ser que, buscando lo que leo, se le ocurra pasar por aqui y ver que rompi alguno de sus secretos (aunque no pongo en duda que entre sus amigos del alma (de ´´el) son de sobra conocidos) y se me enfade...
Pero es la leche (con perdon) que vayan creciendo y sigan contandote... sus cosillas... como a un amigo. A lo mejor, ya, no cree que soy tan anticuada.
Procure mantener esa buena costumbre.

Saludos mi señor.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Ese hijo tuyo llegará lejos. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Rafael. Un abrazo, y mariconeos los justos.

Qué bonito, Maile. Yo creía que con la edad del pavo pasarían de mí. A ver si tengo tanta suerte como tú.

Eso espero, tocayo. Me conformo con que llegue a buen puerto.

Abrazos para todos.

Máster en Nubes dijo...

Ridao, vi ayer lo de las iniciales enviado por email a los mercuriales y no quise entrar por si no correspondía, ahora lo vuelvo veo en tu antigua entrada y, si no te importa, te comento aunque sea con retraso al respecto.

No estoy nada de acuerdo, no es una mariconada y lo explico.

A ver, una cosa es que uno cuente en el blog que es público, como en la plaza pública, cosas que le competen a él, a su vida, y otra, distinta, que cuente cosas de personas a las que no se ha pedido permiso. Incluso aunque sean buenas. Ni siquiera malas.

Te pongo un ejemplo por si sirve. Sin querer, o mejor dicho, sin pensarlo, hice un par de entradas sobre unas primas mías, sobre la juventud que tuvimos en común, los guateques y eso. Eran muy guapas y eso decía yo en la entrada. Una de mis primas es profesora en un IE y ahora tiene un cargo en la administración, ... el caso es que tecleabas su nombre en google y lo primero que aparecía era MI entrada. No pasaba nada, decía algo bueno, que era muy guapa (lo sigue siendo)... pero cualquiera que googelizaba su nombre ... zas, aparecía la historia de marras. Era como incómodo para ella... que apareciera primero esa historia... y luego en quinto lugar su cv...

Me pidió mi prima que lo quitara, le pedí perdón, no me había dado cuenta.

Otra historia: personas que, sin hacer nada malo, te cuentan algo en privado... o van contigo al cine, a cenar, (nada malo, insisto)... pero que, incluso con su nombre y sin su apellido, no les gusta verse retratados en un blog, o que se sepa qué hicieron el sábado, donde todo hijo de vecino accede, amigos comunes y gente totalmente extraña. Pues en este caso también pongo iniciales salvo PERMISO EXPRESO de quienes me dejan usar su nombre o ya sé con seguridad que no les importa.

Y hay muchos más casos que señalan la oportunidad de utilizar iniciales solo, o un nombre solo sin apellido.

Hay que tener cuidado, esto es una plaza pública, proteger a menores es fundamental (mi hermano me pidió que quitase una entrada sobre su hija y su foto, otro caso que tuve que pedir disculpas).

En fin, yo no lo veo una mariconada.

Veo una mariconada quizá otro tipo de cosas como pudiera ser, un ejemplo tonto que me viene a la mente, utilizar el blog para saldar cuentas con alguien en público tipo tiro la piedra y escondo la mano. O para mnadar mensajitos crípticos a alguien, aunque cada uno es muy libre, faltaría más, pero eso demuestra menos huevos que las iniciales, o un espíritu jugador, eso también. Yo las cosas a la cara, pero hay de todo, y antes llamar a alguien por teléfono que poner una entrada "a ver si se da por aludida o aludido", no sé, ya digo, un caso tonto que se me ocurre...

Escribir en un blog ficción o no ficción puede ser a veces un arma arrojadiza (herramienta a menudo del mal escritor o es posible que hasta del mal poeta) ... que puede no permitir la defensa a alguien que no sabe si va por él o no.

No sé, me gusta un poco más o lo abierto abierto y a por todas ... o la elegancia.

O sea, a propósito de las iniciales, que veo, fíjate tú, después de todo lo que te comento... que puedes tener algo de razón... a mi me gustan los duelos o debates en su caso con armas y nombres conocidos, aunque en general no me bato con las palabras, me da mucha pereza.

José Miguel Ridao dijo...

Hola, Aurora. Lo que cuentas de tu prima es justo lo que dice Benítez Ariza al defender el uso de las iniciales para despistar a Google. El que cuentas es un caso muy ilustrativo. Y por supuesto hay que respetar la privacidad. Sin embargo, apuntas a que se puede poner el nombre sin apellidos, y eso es lo que yo trato de hacer, sin necesidad de poner iniciales, que en muchos casos lo veo como un recurso estético de los escritores.

Lo otro que dices de saldar cuentas con los mensajitos más que mariconada es mala leche, que no sé qué es peor, aunque por lo que he podido ver de esa especie sobra en los blogs, que al fin y al cabo reflejan lo que somos. Más que saldar cuentas, lo inteligente es quitarse de enmedio.

Un abrazo, y a seguir escribiendo, que veo que no paras últimamente.