domingo, 17 de enero de 2010

Canto a las nubes


Il pleure dans mon coeur

comme il pleut sur la ville.
Paul Verlaine


Sigues perdido y no te encuentras
ni te encuentran los que te quieren
bien, ¿y por qué no cantas mientras
a las nubes, que nunca mueren
aunque lloren toda la lluvia
que tienen dentro, y nada esperen?

28 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

José Miguel. Me he quedado sin palabras. Maravilloso maestro.
Un emocionado abrazo.
P.S. Una pena que no sé francés y no entiendo el texto previo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Alegre. Ya quisiera yo. Sí son maravillosos los versos de Verlaine, que ya traje en una entrada de verano. El poeta hace un juego de palabras con los verbos "llorar" y "llover", que en francés suenan muy parecidos. A mí me gusta traducirlos así:

Llora en mi corazón
como llueve en la ciudad.

Un abrazo.

Olga B. dijo...

Digo yo que eso hacemos muchas veces al escribir: cantar a las nubes mientras vamos perdidos, buscarnos de otra manera.
Contagia tu poema una sensación de suave tristeza, como la lluvia.
Seguro que los que te quieren bien, te acaban encontrando.
Saludos.

madison dijo...

Esos versos dicen mucho Jose Miguel. Lo dicen todo.
Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Olga. Al final siempre me encuentran.

Sí dicen tanto, Madison, estoy contento.

Un abrazo a las dos.

Cita dijo...

Ridao que bonito...

Como no es a lo que nos tienes acostumbrados llegan muy dentro letras asi.

Te felicito sinceramente

Cita

Paco Gómez Escribano dijo...

Cuatro versos alucinantes. ¿Se puede decir tanto con tan poco? Un abrazo.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Bueno.

Ángeles dijo...

Muy bonito, no mueren pero el sol con su fuerza las disipa y es más fácil encontrar a los que te quieren.
Un beso

Liliana G. dijo...

¡Mon Dieu! ¡C´est très beau!

Y el discípulo le preguntó al maestro: "Maestro, ¿son las nubes quienes lloran o es tu alma que ha perdido el camino?"

Mille baisers :)

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Probablemente, José Miguel, el mejor poema que te he leído. Un abrazo.

Octavio dijo...

Precioso, amigo José Miguel. Ya sabes que a mí, últimamente, las nubes me ponen...
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Bonitos versos, sí señor.

Un beso.

maile dijo...

Est que vous avez vu mon coeur, monsieur Ridao ? est que, une fois, vous avez écouté la pluie en tombant sur moi ?


Alguna palabra tuve que buscar pero en frances suena mejor, indudablemente, aunque no sea del todo correcto, mon Français est moisi.
Gracias señor Ridao. Tierno, muy tierno. ¿podia llorar, no?

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por tu felicitación, Cita. Es lo bueno de cambiar los registros, que se llega mejor. Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Te agradezco un comentario tan generoso, Paco.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, Dyhego. Qué mejor que eso.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Qué bonita imagen, Ángeles. Has sabido ver la esperanza.

Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Merci beaucoup, Liliana. Es más sabio el discípulo que el maestro.

Gros bisous.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Juan Antonio. Y eso -o por eso mismo- que lo escribí en Alájar de una sentada (piensa mal y acertarás).

Un abrazo sin televisiones y sin premio.

José Miguel Ridao dijo...

A mi también me ponen... chorreando, Octavio. Pingando, vamos.

Gracias, y un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Paloma.

Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Suena mucho mejor en francés, Maile. Ni he visto ni he escuchado, pero hay sentimientos universales. Llorar, siempre.

Un fuerte abrazo.

El alegre "opinador" dijo...

José Miguel.
Gracias por traducirlo. Ahora cobra aún más sentido.
Un abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Que vas p´arriba, Ridao...

José Miguel Ridao dijo...

Gracias a ti, Alegre.

A ver si no (me) subo demasiado, Julio, que después me pego una leche.

Dos abrazos.

Mery dijo...

Pero muchacho ¿qué tendrán los días de lluvia que dejan a las musas colgando de cada gota que cae sobre la tierra?
Estás florido y lleno de matices en este poema. Ha sido un placer.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Mery. El placer es mío al leerte.

Un beso.