jueves, 7 de enero de 2010

¡Valientes Reyes!

Para terminar con esta miniserie dedicada a los Reyes Magos os cuento una anécdota, cómo no, de mi hijo Miguel. Este año, por un triste motivo, no hubo cabalgata en Alájar, pero para que los niños no se quedaran sin ver a los Reyes se organizó el mismo día 6 una entrega de regalos en la iglesia. Allí estaban Sus Majestades, esperando con los brazos abiertos a los niños del pueblo. Todos recibieron su regalo: Jaime, Ignacio, mis sobrinos... hasta el bebé Gonzalo tuvo su muñequito musical. Cuando llegó el turno de Miguel avanzó hacia su rey, que era Gaspar, y le vi departiendo amigablemente con él un ratito. Al volver traía una cara un poco rara. Se acercó a mí y me dijo, en tono misterioso:

- Papá, estos Reyes son de mentira.

Como os podéis imaginar me quedé preocupado: a sus seis años debería creer en los magos a pies juntillas. Entonces le pregunté la razón de esa conclusión, y me dijo:

- Me ha preguntado Gaspar que qué me han traído los Reyes.

¡Malditos impostores...!

21 comentarios:

Rocío Márquez dijo...

Tu hijo es un crack, andaté con ojo...

Capitán dijo...

Habrá que tener ojito con las preguntas, que con Miguel las carga el diablo

José Miguel Domínguez Leal dijo...

¡Qué falta de profesionalidad! A algunos les preguntan de qué color es el caballo blanco de Santiago, y se quedarían pensando... da ganas de hacerse republicano. Un abrazo desde Cádiz.

Er Tato dijo...

¿Seguro que eran de Alájar y no leperos?

Debe ser cosa la monarquía, ya sabes, matrimonios entre primos, hermanos, etc...

Un abrazo

P.S.: Estoy con Rocío, ándate con ojo con ese artista.

JESUS FIDELIS dijo...

Jajaja, vaya patinazo de Gaspar.
Un 10 para Miguel, en capacidad deductiva y gracejo.

El alegre "opinador" dijo...

¡Es que la policia no es tonta! Que decía mi abuela. je, je, je. ¡Qué bueno!
Un saludo.

Antonio Serrano Cueto dijo...

A pesar de todo, es muy bueno. Imagino que tuviste que improvisar una respuesta. De todas maneras, estos líos de duplicidades con los RRMM son el pan de cada año. Al pobre Gaspar se le escapó la pregunta obligada ese día.

José Miguel Ridao dijo...

No lo sabes tú bien, Rocío.

Sí, Capitán. Menos mal que no le dio por dar una oportunidad a Gaspar.

A lo mejor era republicano Gaspar, tocayo. Tengo que investigarlo.

Del mismo Alájar, Tato. Es un pueblo donde no puedes hablar mal de nadie, porque seguro que es familia.

Sí, Jesús, un 10. A ver si lo saca también en otras cosas.

Gracias, Alegre opinador. Ni un pelo de tonto.

Salí como pude, Antonio. Y encima los vio en la cabalgata de Linares la noche anterior montados en burros. El pobre debe de estar más que confuso.

Un abrazo a todos.

marisa dijo...

Es una anécdota genial Ridao, genial:)Muchos besos a tu Miguel, que se los merece.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Si es que no puede ser, como le des a los chavales alguna ventaja te la meten hasta donde pone Toledo.
Un abrazo

Cita dijo...

Que error Gaspar!!! como se te ocurre?? menos mal que Miguel es un niño listo y sabrá que lo has dicho porque eres mayor y te va fallando la memoria! jajaja

Besos al pequeño!

Cita

Las hojas del roble dijo...

Miguelito es un figura, sí señor.
Un abrazo, Ridao

maite mangas dijo...

¡Si es que hay cada uno por ahí!, alguien tendría que tomarse en serio el proceso de selección para los Reyes Magos, que hay mucho en juego, y con unos cuantos crios como tu Miguel se nos desmonta el asunto.

Alejandro dijo...

El año que viene que confíe en Melchor. Se lo recomienda un melchoriano... sin premio.

Liliana G. dijo...

Parece que ni Gaspar creía en sí mismo, jajajajajaaaa

Lo dicho, la capacidad de deducción de los niños no deja margen al error de los adultos.

Para aprender :)

Besos, José Miguel

Juanma dijo...

Miguel siempre nos sorprenderá, es su sino.

Y a Gaspar, ya le vale.

Abrazos, querdio Rey mío.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Marisa. Paso tus besos ipso facto.

Astarnúo, Rafael.

Esos es, Cita, caña a Gaspar. Valiente Rey Mago...

Gracias, Julio. Promete el mushashito.

A ver si haces un cuestionario para el año que viene, Maite, tú que sabes de eso.

Lo intentaremos, Álex, aunque ya no me fío ni del rey de oros.

Un beso, Liliana. No veas lo que estamos aprendiendo.

Ya le vale, querdio Juanma. Habría que correrlo a collejas.

Abrazos para todos.

Mery dijo...

Pero y vos ¿qué le contestásteis al querido Miguel? ¡A ver!

Es genial.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Me quedé tan cortado que no recuerdo ni cómo salí del apuro.

Un abrazo.

América dijo...

Un momento difícil,Miguel como siempre atento y claro con lo que le rodea...Tela marinera...José Miguel.

Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Tela, América. Y los que vienen detrás...

Un abrazo.