jueves, 10 de junio de 2010

Enseñando Economía

Corren malos tiempos para la economía, pero buenos para su enseñanza. No veáis lo que disfruto en mis clases en bachillerato, en la universidad y, sobre todo, en las clases que doy en el Aula de Mayores. Todo son preguntas, como si la Economía fuera el oráculo que todo lo resuelve, y salir de esta crisis consistiera en aplicar una receta económica ideada por un premio Nobel. ¡Cuánta inocencia!

Lo cierto es que la enseñanza es muy gratificante; todos prestan gran atención, y me escuchan como si el futuro del país dependiera de lo que digo. El tema estrella últimamente ha sido Grecia: qué es eso del déficit, por qué tienen tantas deudas, qué pasa si no las devuelven... y la pregunta estrella: "¿Está tan mal España como Grecia?". Yo pongo cara de saber mucho y les doy la información más objetiva que puedo, y hasta los más jóvenes me miran con expectación; será que escuchan a sus padres en casa. Cuando hay una crisis la Economía interesa a todo el mundo; de ahí la importancia de que esta ciencia y sus repercusiones prácticas se expliquen de la mejor manera, lo más objetivamente posible, huyendo, cosa muy difícil, de sesgos ideológicos. Vamos, una cosa parecida a mi entrada de ayer sobre los sindicatos, un prodigio de moderación y distanciamiento de los hechos.

P.S. Y cuando acabe la crisis... otra vez los economistas seremos un rollo. Bueno, mientras me sigan pagando por enseñar y me devuelvan mi 8% o así, me conformo.

P.P.S. Economía andurrialera, ésa es la de verdad, tantas matemáticas ni matemáticas.

16 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

que conste que tú y yo vamos a seguir siendo amiblogs... al menos por mi parte...

introducción a los evangelios sinópticos...

Ramón Simón dijo...

P.P.S.Z. economía andurrialera.

Papá ¿ Por qué el Sñr. Zapatero sigue siendo presidente del gobierno?

Otro abrazo. Y ya van dos.

José María JURADO dijo...

Relativa, muy relativa la "ciencia" de la economía: la década que viene nos explicaréis que pasó.

Esas clases no me las pierdo.

(Y como no te podrás jubilar me las darás tú, con decuento del 5% + inflacción, claro).

Un abrazo.

Torcuato dijo...

Me encantaría saber más de economía CAPITALISTA. Que es la única estudiada en las Universidades.

Un saludo Ridao.

Fernando Moral dijo...

Cuando se acabe la crisis (¿?) seréis un rollo para los descerebrados. En tiempos de bonanza yo alababa a los tecnócratas económicos que el tío del bigote había puesto al mando, eso provocaba el desprecio de la gente guay que nos colocó a este tío la semana después de las bombas. En fin.

Un abrazo recortado.

José María JURADO dijo...

inflación, claro

que pasa por aquí mucho profe malvado

Rocío. dijo...

Así que eres economista Ridao.Yo como no entiendo na de economía,y cada vez tengo menos interes en aprender,pues voy a contar un chiste.
Se ignora el origen de Cristobal Colón,pero mucha gente sospecha que era economista.Cuándo partió,no sabía adónde iba.
Cuándo llegó no sabía dónde estaba.
Y todo lo que hizo fue gracias a las subvenciones públicas.
Bueno esto lo leí una vez por algún sitio.
Gracias a todos los que os habeis interesado por la lola,etá fenomenal,y la planta de oncolgía parece la feria de abril,allí se consume hasta vino,estoy procupada por si me cae una demanda¿ hay algún abogado por aquí?,esto es un cachondeo.
Un beso sineconomizar.

Ramón Simón dijo...

Besos 1 Abrazos 3


Otro abrazo

Bea. dijo...

De economía solo entiendo de gastar,ja,ja,ja,espero que ahora que me van a quitar el 7% me quede para seguir tomando mi petrus.
Un beso vinícola.

Anónimo dijo...

Pues, monsieur RIDAO, aprovecho para decirle a usted que me he leído, de cabo a rabo, su libro "Economía en diez capítulo".
Se lo digo en serio. Me lo he leído enterico, enterico.
No me he enterao de na, claro, pero me lo he leído.
Que sí, que sí me he enterado de algo.
Me parece sencillo, ameno y da una idea globan de la cosa económica.

Cada maestrillo con su librillo, jejejeje.

José Miguel Ridao dijo...

Impresionante entrada, eresmicruz. Después de leerla, amiblogs para siempre. Te lo dice un economista.

Respondo, Ramón: ... porque si no, ¿de qué iba a viir el hombre?

¡¡NO puede ser, José María!! La rectificación posterior no te exime. El primer día de clase, lo primero que digo a mis alumnos es que inflación lleva U-NA-SO-LA-C. Muy marrrl. Porque te escuché ayer en la presentación de tu libro, que si no empezaría a pensar mal... En recuerdo de este momento igual hago un soneto a la inflación.

Abrazos inflacciosos.

José Miguel Ridao dijo...

A mí me encantaría saber más de la otra, Torcuato. Cada vez leo más.

En fin, Fernando. El caso es alabar... y recortar.

No conocía el chiste, Rocío. Es bueno y no anda muy desencaminado. Gracias a ti por compartir.

Abrazos compartidos.

José Miguel Ridao dijo...

El campeón de los abrazos es Julio, Ramón. Tú lo sabes.

No te preocupes, Bea. Si antes tenías para Petrus, quitándote el 7% sigues teniendo.

Sr. Anónimo: su tono me recuerda a alguien, lo tengo en la punta del dedo. En cualquier caso, muchas gracias por su cumplido; es un libro que escribí con especial esmero.

Abrazos diezcapituleros.

eres_mi_cruz dijo...

no dudaba (¿?) de tu sentido del humor, ridao... pero si algún día quieres fajarte con un arquitecto y alejandro no se ofrece de sparring... aquí te dejo un artículo cargado de shit poetry... (traducido)

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Me equivoqué y le di a anónimo. No lo aclaré porque estaba convencido de que sabría que era yo, puesto que siempre te comento con el mismo encabezamiento: monsieur RIDAO.
El manuel me ha resultado interesante y enriquecedor.
Salu2 económicos.

José Miguel Ridao dijo...

Gran artículo, eresmicruz. Un día voy a hacer una entrada sobre eso, ome, mira por donde.

Te lo había entendido, Dyhego. es mi puñetera ironía. Gracias de nuevo por tu opinión sobre el manual.

Abrazos tardíos.