jueves, 24 de junio de 2010

Lámina


La vida es una lámina de agua bañada por el sol del atardecer. De vez en cuando el viento de levante riza esa lámina y emergen desde el fondo monstruos que se elevan sobre el horizonte y luchan entre ellos. Cuando cesa la batalla sólo queda el miedo, y la vida resurge triunfante, tranquila, como si nada hubiera pasado. Las olas que nos zarandean y nos hacen llorar mueren tranquilas en la orilla, y todo sigue igual.

Foto: Ramón Simón

10 comentarios:

Torcuato dijo...

Me gusta Ridao.

Me recuerda un poco a tu bosque.

Saludos.

JESUS FIDELIS dijo...

Bonito simil.
Yo me quedo con lo que decía un amigo, que la vida es un veraneo, ¡ja!

El alegre "opinador" dijo...

Me ha encantado. Eres un maestro...
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Bellísima metáfora, José Miguel, profunda y real.

Así es la vida, por suerte el zarandeo, en algún momento cesa.... es cuestión de enterrar los monstruos y seguir adelante.

Esta vena poética tuya es una delicia :)

Besotes.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Menos mal que tenemos elementos, momentos o circunstancias que nos zarandean y nos hacen revivir.
Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Torcuato. Voy a releer ese bosque; no era consciente de la similitud.

Cuánto tiempo, Jesús. Ahora es cuando nos toca vivir, ¿no?

Muchas gracias, Alegre. A ver cuándo nos prsentan tus compañeros.

Es verdad, Liliana, llevo una semana de vena poética. Espero no espantar a los que esperan mis cagadas prosaicas.

Pues sí, Rafael. Si no fuera por eso seríamos todos unos pavilurcios o unos locos de atar.

Abrazos pavilúrcicos.

Juanma dijo...

Sólo queda el miedo...maravilloso.

Bendito blog, que te obliga a escribir.

Un fuerte abrazo, querdio mío. Y, una vez más, gracias por sacarme del "apurillo" de la otra noche (y que nadie piensa mal, háganme el favor. Seriedad).

José Miguel Ridao dijo...

No las merece, Juanma. Eso digo yo, bendito blog. ¿Quién dijo miedo?

Un arbazo, querdio.

Ramón Simón dijo...

Precioso final José Miguel .

Me ha encantado. No lo habia leído hasta hoy "mismamente".

Ah! y la fotografía de tu amigo Ramón hermosa, visitaré su blog .


Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Te lo recomiendo encarecidamente, Ramón. Es un peazo de fotógrafo.

Un abrazo, y felices vacaciones.