viernes, 19 de junio de 2009

Envidia cochina

Asisto estupefacto al fenómeno Larsson, y leo en prensa que para la presentación en España de la tercera entrega de Millennium, de nada menos que 854 páginas de excelsa literatura, hay preparados medio millón de ejemplares, y que la gente ha estado comprando el libro en inglés y francés porque no podía esperar para ver lo que pasaba. Mis lectores habituales ya saben lo que pienso de la obra del eximio escritor sueco, que en paz descanse, así que me ahorraré detalles. Hoy le dedico una décima, por variar, y lo hago como si estuviera vivo, horrenda pesadilla, para conjurar mis fantasmas.

Una mierda para Larsson
y otra para Ken Follet.
Al uno que se lo f.
y al otro con Michael Jackson
que se lo cargue charles Manson.
Pero que lo haga prontito,
porque ese sueco maldito
escribe tres garabatos
que se leen hasta los gatos
y par taco calentito.

40 comentarios:

Capitán dijo...

José Miguel, ha venido larsson a hablar conmigo, ya te puedes imaginar en qué desagradable estado, y me ha preguntado que cuánto hay que poner en tu taco para que te calles de una vez, que se le revuelven hasta los gusanos cada vez que suena tu nombre.

En fin, contesta tú directamente para evitar confusiones, que últimamente hay mucho de eso.

Alejandro Muñoz dijo...

Atacas a Larsson y Follet porque tienes la suerte de no conocer el resto del panorama best seller. Al menos ambos pretenden contar historias entretenidas y bien documentadas sin recurrir a personajes que dicen ser descendientes directos de Jesucristo.
Te daré la razón el día que centres tus ataques contra Dan Brouwn, Javier Sierra, Julia Navarro y tantos otros que tengo la suerte de desconocer.

Llevo 15 años leyendo a Henning Mankell, otro escritor sueco. Retrata la soledad, melancolía, nostalgia y hace unos retratos de la sociedad actual que me han hecho pensar sobre ciertos problemas (inmigración, paranoias, violencia gratuita...) mejor que nadie. Desde hace tres o cuatro años vuelvo a ser un lector con riesgo de ser criticado porque alguien ha confiado en promocionar sus libros y los consigue meter entre los más vendidos (nunca más leídos porque acaban adornando las estanterías de muchas casas).
Necesito un consejo, ¿dejo de leerlo? me va a dar mucha pena despedirme de él tras más de 15 libros.
¿También escribe mal Ruiz Zafón?

Me encantaría que un libro de sonetos vendiera 5 millones de ejemplares para darme el gustazo de considerar estúpidos a sus compradores.

Un abrazo, querido amigo.
Como hace un mes descargo sobre mí toda su defensa porque sabes, igual que yo, que muchos de sus lectores hoy los van a traicionar aquí en tu blog para quedar de puta madre contigo.

Julio dijo...

Crítico estás, Ridao...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Me divertí mucho cuando te la escuché y lo mismo hago ahora. Bravo, José Miguel.
Y, con tu permiso, entrando al trapo de una pregunta de Alejandro, Sí, Ruiz Zafón escribe mal, en mi modesto entender.

Miradme al menos dijo...

Me he jartao de reír, Ridao. ¡Qué arte!
Comparto punto por punto los versos de tu décima.
Aquí lo que prima es el marketing, ya que la literatura pasó hace tiempo a mejor vida.
Vuelvo a leerla.

Olga B. dijo...

Uf, uf, qué temita, Ridao. Yo no tengo nada en contra de la literatura de entretenimiento (siempre que me entretenga y y no me aburra, claro:- ) Reconozco que he leído algún libro de Ken Follet que me ha entretenido, depende de lo que busques en cada momento. Del Larsson no sé nada, tampoco de Ruiz Zafón. Estoy de acuerdo con Alejandro: yo no necesito renunciar a algo que me gusta simplemente porque le guste a más gente, el malditismo tampoco es ninguna garantía de calidad.
Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Capitán, digale al sueco de mi parte que es muy posible que lleguemos a un acuerdo económico. Le nombro mi representante, y le otorgo una comisión del 10% sobre el montante total de la operación.

Confío en sus dotes de persuasión.

José Miguel Ridao dijo...

Álex, ataco un poco en broma, pero es cierto que el primer libro de Larsson, que es el único que he leído, no me gustó nada, aunque reconozco que engancha. A Mankell no lo he leído, en cualquier caso la calidad de un libro es algo subjetivo. Tampoco creo que un libro que vende cinco millones de ejemplares tiene por qué ser malo. Mira muchos clásicos, empezando por el Quijote, o el libro de Cercas. De Ruiz Zafón me gustó su primer libro, La sombra del viento, pero me decepcionó mucho el segundo.

En fin, coincidimos mucho en realidad, y haces muy bien en defender a Larsson.

José Miguel Ridao dijo...

Mejor crítico que cursi, Julio, je je.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Juan Antonio. Sobre Zafón, coincido contigo en parte. A mi entender La sombra del viento está bien escrito, pero lo mejor es su capacidad para "crear ambiente". El sueño del ángel (creo que se llamaba así) es una patata de cojones.

Un abrazo, y que disfrutes mañana.

José Miguel Ridao dijo...

Veo que tenemos mucho en común, Miradme, no me sorprende. De la décima lo más difícil fue encontrar rima a Larsson y a Follet, en el segundo caso más que nada por la falta de alternativas.

Abrazos monroynianos.

José Miguel Ridao dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Olga, y voy más allá, hay literatura que entretiene mucho y de una calidad sublime. Y la que entretiene pero no tiene demasiada calidad también está bien, como dices, según el momento. Hace poco muchos blogueros reivindicaban la figura de Corín Tellado, que aficionó a la lectura a toda una generación. Lo que no me gustan son las campañas de marketing, y las críticas aduladoras, seguramente amañadas (habrá quien se venda) para ensalzar las virtudes literarias de alguien como Larsson, que tampoco creo yo que ésté para el Nobel.

Un fuerte abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

José Miguel: Coincido. La sombra del viento es una novela realista (folletinesca, pero pasablemente escrita) sobre una base absurda, la de la famosa biblioteca de los libros perdidos. A mi juicio, resulta un fallo estructural basar un folletín casi decimonónico sobre esa base inverosímil. Si lo admitimos (uf, pero bueno), el resto de la novela tiene un pase. Ahora, la segunda parte se despeña por la senda de esa inverosimilitud, con lo que pierde lo que de bueno podía haber en la otra. Y Zafón amnaza con un par de libros más, y todos ellos tienen como base común la dichosa biblioteca. Por supuesto, yo le he dado dos oprtunidades. A la tercera no llego, que ya tiene uno suficiente edad como para no perder más tiempo del estrictamente necesario.

Julio dijo...

Lo del cursi va a traer cola, tío

Capitán dijo...

Julio, como mezcles lo cursi con la cola Ridao te la va a liar, como poco, y ahora que tiene afición, te va a poner a la altura de Corín Tellado

José Miguel Ridao dijo...

En fin, por tratarse de Julio dejaré pasar la ocasión, que la pintaban calva, y me iba a dar un juego...

En cuanto a lo que dice Juan Antonio, hace tiempo que me di cuenta: hablando mal y pronto, ya tengo muchos pelos en los huevos, a falta de otras zonas, para andar leyendo basura, como si me sobrara el tiempo.

Un abrazo perdonavidero.

Liliana G. dijo...

Tu espontaneidad me encanta, José Miguel.
Que precedas el "poema" con el título de "Envidia cochina", resulta en una excelente forma de catarsis.

¿O no te sentiste estupendo luego de dar rienda suelta a tu envidia acumulada? ¡Te mordés los codos, hombre! Jajajaja

Besazo.

José Miguel Ridao dijo...

Me has pillao, Liliana, me cambiaría por Larsson con los ojos cerrados si no fuera porque está criando malvas.

Un abrazo, no he visto una argentina con más arte.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Zafón es un pringao, de los pies a la cabeza. Estudió con el sueco en Coria.

Y ya ves, escribe gilipolleces anodinas y repletas de "falta de contenido".

¿Tan mal está la vida, o tan vacía, para que se lea a semejantes autores de folletines?

Ridao, vamos a escribir unos folletines excitosos, para dar por... a todos estos mozos (y mozas).

José Miguel Ridao dijo...

Javier, ¿qué tal abrir una colección titulada "Folletines con dos cataplines?" La temática principal sería el follet(in)eo humorístico, y yo sería tu autor estrella. Les íbamos a dar p'al pelo a esos pringaos.

Un abrazo folletinesco.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ya puestos, "Folletones con dos cojones". O, simplemente, la llamamos "Colección Condosco", que suena más apropiado.

José Miguel Ridao dijo...

Condosco me parece bien, pero se parece demasiado a Don Bosco, a ver si se van a ofender los Salesianos...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

¿Lo dejamos en "Colección Dosco"?

José Miguel Ridao dijo...

Gran título, has dado en el clavo. La primera entrega podría ser ser "Las aventuras de Dosco Jones".

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo lo que me pregunto es si es posible hacer buena literatura y que a la vez venda tanto como Dan Browon o Larsson.

José Miguel Ridao dijo...

Yo creo que sí, Jesús, fíjate en El Quijote.

Vicky dijo...

Hola Jose, acabo de conocer tu blog y espero que no te moleste mi intrusión en él.

Estaria interesante leer esos "folletines con dos cataplines" y ver como crian las malvas los demás.

Un saludo cordial y un placer conocerte.
Besitos .Vicky.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La Colección se llamarás:

"Ventas garantizadas por Guevos"

Pasión dijo...

José Miguel es una "moda impuesta".

Pienso lo mismo que tú, no perderé mi tiempo leyendo "esos libros" de m....a, veré la película por el mulo de internet.

¿Para cuándo la colección?, avísanos.

Un abrazo

maite mangas dijo...

Jose Miguel, a mí me da muchísima envidia Larsson. Pegas un pelotazo editorial de dudosa calidad. Te forras, y entonces te dedicas a escribir de verdad, ya con la vida resuelta.
Las aventuras de Dosco Jones será una obra maestra seguro, pero algún listo la llevará al cine y te la estropearán.

José Miguel Ridao dijo...

Bienvenida a mi cuaderno, Vicky, me encantan las intrusiones con dos cojones. A ver qué pasa con esos folletines, por cataplines no va a quedar.

Gracias por la visita y otro beso para ti.

José Miguel Ridao dijo...

No se hable más, Javier, cojonudo el título. No hay más que ver el interés que está despertando la serie desde su anuncio, aunque a mis comentaristas se lo regalamos, ¿eh? que tampoco hay que ser pesetero.

Un abrazo, machote.

José Miguel Ridao dijo...

Eso es, Pasión, una moda, no sé si impuesta, pero lo que tengo claro es que los herederos de Larsson se lo llevan calentito.

La colección cuanto antes, que me estoy viendo ya en el taco...

José Miguel Ridao dijo...

Maite, el planteamiento que tú haces me lo he hecho yo cienes de veces, de hecho lo estoy intentando con libros de texto, pero eso no me da par taco.

El que lleve al cine esas aventuras va a tener que echarle dosco jones, si es que pretende respetar mi original.

Un beso para ti y otro para Pasión, que se me olvidó antes.

Rafael G. Organvídez dijo...

¡Manda huevos!

José Miguel Ridao dijo...

Como dijo aquel, Rafael, y bien gordos.

Mery dijo...

Estos fenómenos sociales me tienen anonadada por completo.
Te entiendo, vaya si te entiendo, José Miguel...un asquito.

Un abrazo, voy a leerte tus anteriores entradas.

José Miguel Ridao dijo...

Contigo sabía que coincidiría, Mery, sin duda. Un beso.

Mery dijo...

Anda, me había perdido el intercambio inter-sevillanos. Estoy encantada con la idea de la colección Condosco...teneís cada ocurrencia que me parto.
Arte no os va a faltar y si se trata de escribir bodrios, dejadme un hueco, que no creo que lo haga peor que Dan Brown.
Ea !

José Miguel Ridao dijo...

Ma parece que tú eres una mujer condosco, Mery, así que valdrás para el proyecto.