martes, 9 de junio de 2009

Ridaiku (II)


cuatro esquinitas
tiene mi cama
llenas de niños

a endergasá
tos comiendo lechuga
llega el verano


su voz cercana
le despierta del sueño
¿que te chupe qué?

hay que ser bestia
pero a quien no le guste
que me lo diga

te cabe er Mani
el Titanic de costao
y hasta tu suegra

23 comentarios:

Juanma dijo...

El tercer Ridaiku (oye, que me siento orgulloso del término) es de un romanticismo suave y delicado. ¿Cómo? ¿Que hay alguien a quien no le gusta? ¡¡amo ome...!!

Abrazos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ridao en estado puro:

El gran Ridao
hoy dispara con haikus:
tiembla el Parnaso.

Ricardo Arjona dijo...

Y los Mercuriales, Juan Antonio, y los Mercuriales

Olga B. dijo...

El prime, sin duda;-)
Del número dos entiendo demasiado.
No entiendo el tres, por tanto el cuatro se me hace indescifrable.
¡Y tampoco entiendo el... último(anda, saca premio en esdrújula si te atreves;-)!
Jeje, seguro que te atreves, pero ten piedad, porfaplís.

José Miguel Ridao dijo...

¿Verdad que sí, Juanma? Hoy es que he sacado mi vena romántica y sensible, ya está bien de tantas ordinarieces.

Gracias por el apelativo, Juan Antonio. Tus apócrifos sí que son grandes.

Ricardo, mañana en los Mercuriales la voy a liar...

Olga, hija, qué quieres que te diga. No es plan de explicártelo aquí, además sabes que la poesía debe hablar por sí sola;-) Me sirve tu comentario para saber que en la próxima entrega debo ser más expícito:-)
Con el premio en esdrújula me has pillao.

Un abrazo.

Julio dijo...

La caña, Ridao

Alejandro Muñoz dijo...

Eres un hombre de palabra.
¡Y un guarro! el cuarto debería ser:

Encendió la luz
para comprender su error,
solo era un sueño

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Esto ya pasa de castaño a oscuro.

Te voy a tener que decir:

"Nos acordamos de ti, y mucho".

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Julio.

Hombre, Álex, no fastidies. Guarras son otras cosas, esto es equiparable al 5J.

Javier, te dedico un ridaiku:

pobre muchacho
nos acordamos de ti
unos cabrones

Un abrazo malaléchico

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El Ridaiku
no es pa mí,
y tú lo sabes.

José Miguel Ridao dijo...

Ya, hombre, pero yo te lo regalo por si te trae recuerdos gratos.

Liliana G. dijo...

El primero es una dulzura, el segundo una intrascendencia y de aquí para abajo (bien abajo) el "leitmotiv" de Ridao. Aunque dicen que la palabra es una invención de Liszt, bien se puede aplicar a la idea fija de José Miguel... JAJAJA

Besos y abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

No sabía que la palabra la inventó Liszt, Liliana, hay que ver lo que aprendo contigo. Valga por las lecciones de Economía.
¿No quedamos en que mi leitmotiv era la escatología marrón? A ver si te aclaras, aunque reconozco que éste me gusta más.

Abrazos leitmotiveros.

Liliana G. dijo...

Con la escatología marrón es imposible aclarar, José Miguel, más bien todo lo contrario...

Lo cierto es que tu leitmotiv varía según tus días, es decir, cuando te vienen las ganas. Jajajaja

Besos.

maite mangas dijo...

A veces leo los blogs mientras los niños juegan a mi alrededor y el mayor que ya sabe leer, a veces se acerca a ver que leo...Tu blog lo voy a pasar al horario postcuentoyadormir...Excepto los domingos que te pones más familiar, más musical.
El primero no tiene rombos.

José Miguel Ridao dijo...

Tú tranquila, Maite, a los ojos de un niño mis haikus son puros, si te fijas no hay ninguna palabra malsonante, y los verbos son de lo más normal (caber, chupar...). Simplemente no pongas caras raras ni te alteres, y si te preguntan te vas por los cerros de Úbeda;-)

Un beso.

Ricardo Arjona dijo...

Ojo que los Cerros de Úbeda si que son pornográficos.

Cerca de Úbeda la grande
cuyos cerros nadie verá,
me iba siguiendo la luna
sobre el olivar.
(Antonio Machado)

Mery dijo...

El tres, si mal no recuerdo era de un chiste ¿no? ("Por qué las mujeres vuelven de la luna de miel con los ojos achinados.¿Que te chupe quéeee?")
Ay, qué burrada, Dios mío.
J.M. es que nos haces mal hablar, mal pensar, etc, etc.

José Miguel Ridao dijo...

Por favor, Ricardo, no escribas pornografía tan dura en mi blog que voy a tener que censurarte.

Justamente, Mery, lo saqué de ese chiste, aunque mi versión es: "¿Por qué las mujeres tienen más patas de gallo que los hombres? Porque siempre están diciendo: ¿que te chupe quéeee?"

Un abrazo guarrindongo.

Mery dijo...

Ah, añado que tampoco entiendo el último.
Y que el primero me parece muy tierno.
Ea!

José Miguel Ridao dijo...

Se me olvidó responder a Liliana: la escatología marrón se aclara tirando de la cadena.

Mery, por aquí abajo solemos decir "No te cabe na...", que aproximadamente significa "ya te vale...", y el Mani es un cantante de sevillanas que debe de andar por las 15 arrobas. De hecho yo suelo decir a mis amigos: "te cabe er Mani empanao". Un poco surrealista, pero nos descojonamos.
Y gracias, al menos había uno tienno.

Un abrazo esclarecedor.

Octavio dijo...

Los ridaikus me recurdan mucho a los haikus canallas; recuperaré alguno en mi blog y te los dedicaré. Hoy también hablo de ti o, más en concreto, de tus ridaikus, en mi blog.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Octavio. Corro a leer tu entrada.