lunes, 23 de febrero de 2009

Primavera wagneriana

Sigo hablando de primavera. Mucho mejor hacerlo ahora que en abril, cuando no nos hará falta que nadie nos lo recuerde. Cuando la primavera llega de verdad lo hace con todas las consecuencias, con sus alergias y sus estornudos. Yo prefiero esta primavera intuida que nos está regalando este febrero tardío, que aquí en el sur no tiene mucho que envidiar al verano de otras latitudes.

Hablando, como digo, de primavera, me ha venido a la memoria el aria de la Walkiria que canta Sigmund en el primer acto, “Winterstürme wichen dem Wonnemond ...”. Quien piense que Wagner es aburrido, plomizo o infumable, o quien crea que su música sólo está al alcance de los iniciados, por favor que escuche esto.



El cantante es el danés Lauritz Melchior, miembro de una raza hoy prácticamente extinta, los “heldentenor” o tenores heroicos, pues héroe hay que ser para cantar una ópera de Wagner sin que salten por los aires las cuerdas vocales. El hombre se ganaba la vida en los años 40 haciendo películas en Hollywood, de ahí el entorno anacrónico del vídeo, pero miren su expresión cuando canta, la más pura felicidad teutona, y en la misma ópera donde las walkirias corrían en furiosa cabalgata. ¡Qué país de contrastes, Alemania!

P.S. No os perdáis la cara de las dos pavisosas del video, como si se estuvieran enterando de algo.

14 comentarios:

Olga B. dijo...

Bueno, yo estoy encantada de haberte traído a la mente a las walkirias en furiosa cabalgata. La felicidad teutona del "hendeltenor" pone el resto y contrasta con la majestad sin sonrisa con la que yo imagino a las amazonas. Vienen muy en serio, como en el fondo hace la primavera, a pesar de poetastros. Vienen con Wagner, ese que daba a Woody Allen unas incomprensibles ganas de invadir Polonia cada vez que lo escuchaba;)
Bueno, las pavisosas son monas... pero sosas, las cosas como son.
En qué estarán pensando, las criaturas.
Buenas noches, me rindo con tu canción, José Miguel.

Parsimonia dijo...

Wonderful, just wonderful!
Es verdad que designamos a las estaciones por la división fija en el calendario, pero ya se podría hablar de una primavera por las temperaturas, en muchos países de otras latitudes.
Yo no tengo alergias, por lo que recibo la primavera feliz, ya llegará pronto el aroma de azahar perfumando las ciudades y quizás este año dure más en las ramas, porque ha llovido bastante y puede que abril no sea tan lluvioso.
Besos

Juanma dijo...

Una pavisosa mira para La Coruña y la otra para Almería, se ve que intentan coger al vuelo alguna nota.
De verdad que agradezco estas entradas musicales, aprendo mucho de ellas.

Un abrazo, querido José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Olga, siempre me pareció muy ingeniosa la frase de Woody Allen. Yo suelo decir que Wagner puso la banda sonora al Tercer Reich. Terrible, ¿verdad? Pero también injusto. Yo me quedo con su música, bellísima, en mi opinión Wagner fue el más grande poeta entre los músicos; dibujaba imágenes y hacía metáforas con las notas.

A mí también me parece wonderful, Parsimonia. Suelo escuchar mucho este aria, de un optimismo diáfano.

Yo las veo mirando para Gelves y para Santiponce, Juanma. Te veo sacándote el abono del Maestranza.

Un abrazo.

radioblogueros dijo...

Maravillosa música que hoy nos hizo más felices.

Saludos.

Manuel G. dijo...

Si una música inspira a un régimen totalitario, uno se pregunta qué tendrá esa música de "totalitaria"... jeje

Igualmente hoy hay música heavy- hardcore que inspira a los neonazis.

¿Puede haber algo en la música que objetivamente se relacione con las ideas totalitarias? ¿Es completamente subjetivo?

Como decía el personaje de Apocalise Now: "Esta música enaltece el epíritu" (¿el espíritu militar, el marcial...?)

José Miguel Ridao dijo...

A mí la música de Wagner me enaltece el espíritu, a secas. Que algunos hagan bandera de esa música no me importa. Simplemente, como dice radioblogueros, es música maravillosa, y es lo que yo busco en ella. Un saludo.

Mery dijo...

Ya veo, José Miguel, que habemus musicam. Rafael G. Organvídez me lo ha recordado,algo se cuece en el aire.
Tengo que prestarle mas atención a Wagner, está claro después de haber oído este aria(como bien dices, toda alegría y euforia).

Y para troncharse tu frase sobre las pavisosas. Un punto aún mas alegre para esta entrada.

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Wagner es muy recomendable, Mery. Cuando puedas ve a una ópera suya en Madrid. Te pueden pasar dos cosas: o te quedas embelesada o te duermes profundamente; si te sucede lo primero te entrarán ganas de invadir Bayereuth, no Polonia. Un abrazo.

Pasión dijo...

La Música de Wagner la conocí gracias a unas Maestras en mi tierna infancia, pero antes de éste disfruté de Compositores Españoles,(Albenis, Falla, Granados, Turina).

"La walquiria", el dibujo que ha elegido usted, no es precisamente el de la más furiosa. Un encanto.

Maravilloso Yotube: ¡Cuántos descubrimientos, olvidados!.

No puedo ir al Teatro Maestranza, porque no tengo dinero.

Me conformo con RTVE Música Clásica y menos mal.

No soporto ni radio olé, ni canal fiesta radio.

Un saludo.

Rafael G. Organvídez dijo...

A mi Wagner me pone el vello de punta.

José Miguel Ridao dijo...

Pasión, he escogido una walkiria en reposo mejor que cabalgando por la parte de la ópera que comento, evocadora y optimista. Qué suerte youtube y radio clásica, nos permite disfrutar de la música gratis.

Rafael, coincido contigo en el efecto que me causa Wagner. Recuerdo un Lohengrin en el Maestranza que desde el principio me mantuvo en vilo.¡Esa obertura mágica, esa llegada del cisne...!

Muchas gracias por compartir la música y por vuestros comentarios.

Manuel G. dijo...

A mi me gusta bastante Wagner, pero en dósis pequeñas y minimalistas. Me enaltece no sé qué yo.

Pero la opera que me gusta de verdad, y no tiene desperdicio, maravilla de maravillas, es "El príncipe Igor" de Borodin.

José Miguel Ridao dijo...

Sólo conozco El Príncipe Igor de oídas, lo buscaré. Gracias.