miércoles, 25 de febrero de 2009

Se acabó el carbón...

¡Tercer año triunfal! Así rezaba el letrero que aparecía en una carbonería sevillana del año 39, según me contó un antiguo compañero de trabajo que recordaba esos momentos difíciles. Admirable la guasa andaluza, presente incluso en esos tiempos de hambres y fríos; seguro que la miseria era más fácil de sobrellevar con buen humor y buen talante. ¡Buen talante! Se abre la caja de los truenos, parece mentira que la política contamine una palabra tan bella y necesaria. La he abierto queriendo, no crean; pienso en la dictadura, que según las cuentas de Franco empezó en el 36 y acabó, como es sabido, en el 75, ¡40 años triunfales!, y la comparo con nuestro gobierno andaluz (¡Ojo! que nadie me malinterprete, por supuesto que no es una dictadura), que empezó, si mal no recuerdo, en 1978 con Plácido Fernández Viagas y que cuenta con el mismo presidente, Manuel Chaves, desde 1990.

Ahora con la crisis me acuerdo del letrero del carbón; eran otros tiempos, España y Andalucía se han desarrollado; en concreto, Andalucía marcha imparable. No creo que lleguemos a lo del carbón, pero no descarto un cartelito grafitero dejado por un guasón contemporáneo, quizás bisnieto del carbonero de Triana, pero educado en un centro TIC y bilingüe al amparo de la tercera modernización. Perpetraría su gamberrada en una oficina del INEM, ahora Servicio Andaluz de Empleo, y diría algo así como:

Se acabó el trabajo, ¡32º año triunfal!

Ya sólo quedan ocho años para los 40. ¡ANDALUCÍA, IMPARABLE! ¿Nos estrellaremos antes?

P.S. Pueden estar tranquilos los dirigentes autonómicos, los chavales de la LOGSE no dan para tanto, y los de la LOE que vengan puede que no sepan escribir.

8 comentarios:

Juanma dijo...

Guasita, mucha guasita. Yo me sumo a ella e intento tenerla, pero habrá que decir también que maldita guasa...no nos hace tanto bien como parece.

Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Con tantas modernizaciones es lo que pasa. Ya vamos por la tercera y aún no nos hemos enterado de la primera. Pero yo haría otro cartel: 32 años de oposición lamentable. Eso también explica muchas cosas, ¿no crees?

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Juanma, que tiene mucha guasa que haya tanta guasa. A veces pienso que es mejor menos guasa y más arrimar el hombro.

Juan Antonio, si estos 32 años hubiera gobernado otro partido habría escrito lo mismo. El problema no es el partido, sino que éste permanezca 32 años en el poder. Tienes razón en lo de la oposición, ¡qué clase política tenemos! ¿La que nos merecemos...?

Mery dijo...

Todo el texto es fino, pero la posdata es apoteósica.
Un abrazo

Fernando dijo...

Bueno, yo no soy andaluz, sino de Madrid, y no soy socialista, sino lo contrario, pero no cabe duda de que si un Partido logra estar 31 años seguidos en el gobierno, ganando sucesivas elecciones, es porque ha conectado muy profundamente con el carácter de los votantes.

Eso, o que lo hace muy bien, lo que no sé si es este caso.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Mery. Otro abrazo para ti.

Bienvenido, Fernando. Puedes tener razón en lo que dices... o puede que no. Hay otros factores que contribuyen a mantenerse en el poder, aparte de conectar con los votantes: por ejemplo, una oposición nefasta, como ha dicho Juan Antonio, y además cuantos más años se mantiene uno en el poder más ventajas tiene para mantenerlo. La alternancia siempre es buena, al menos de las personas. Es conveniente limitar los mandatos, como hacen en otros países. No creo que sea sano que Chaves lleve casi 20 años en el poder. Y si fuera un dirigente de derechas me parecería igual. En cuanto a que lo haga muy bien, no creo que sea el caso, aunque eso, claro, es subjetivo. Un saludo.

Pasión dijo...

Solamente un matiz: La Oposición es verdad que en Andalucía no TRABAJAN, ¿pero cómo van ha trabajar con MAYORÍA ABSOLUTA?, ES IMPOSIBLE. Deberían fiscalizar pero no les dejan.

Y para fiscalizar, todos/as que lo criticamos, ¿por qué no investigamos?, es muy fácil, sólo con ver las Mesas Electorales con sus mentiras y artimañas.

Saludos

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por el matiz, Pasión. Es una opinión que enriquece el debate, pero entramos en terreno peligroso. Precisamente en mi nueva entrada de hoy trato este asunto. Un saludo.