martes, 2 de febrero de 2010

El rap de G.

Hoy la entrada me la han puesto fácil. De hecho es mi suegra quien me lo ha puesto a huevo componiendo letra y música de este magnífico rap para aplacar los ánimos de mi sobrino G., al que mi hijo Jaime no le va a a zaga, en las reuniones que celebran los seis primos dos tardes a la semana en su casa. Yo creo que debería ser la música de fondo de los colegios de toda España.

Yo creía que llorando
todo lo que quería me lo irían dando.
Pero lloré y lloré
y nada logré,
y nada logré.

Luego probé con enfados,
gritos, voces, puñetazos
y me decía orgulloso:


Soy un gremlin,
soy un oso,
soy un tío muy furioso (bis)

Vi que nadie me buscaba
y muy solo me quedé.
Yo quería ser un chulo
y pasó todo al revés,
y pasó todo al revés.

Soy un gremlin,
soy un oso,
soy un tío muy furioso (bis)

Cuando te enfadas y gritas
no te sientes nada bien,
te tomas un sofocón
y te duelen hasta los pies.

Soy un gremlin,
soy un oso,
soy un tío muy furioso (bis)

Ya no me enfado,
estoy contento,
lo paso chupi,
soy un portento.

P.S. Lo de la inicial (que para nada es una mariconada) es porque sigo el criterio de proteger la identidad de los menores que no son hijos míos.

P.P.S. Tengo una suegra que no me la merezco.

P.P.P.S. Distinto sería que no se quedara con los niños.

15 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Así me gustan a mí las canciones, desenfadadas pero con final feliz.

maite mangas dijo...

Para mí, tu suegra se merece un Grammy...mucho más que Beyoncé.
¡Genial!

Ramón Simón dijo...

¡Olé!diría un sevillano.
Como soy de Triana no digo nada.

Máster en Nubes dijo...

Huy, a quién me recuerda esto... ¿Y le habéis puesto coreografía además? Venga, en plan Beyonce pasada por José Mota...

Capitán dijo...

Peazo suegra, pero oye, ¿al suegro lo dejas de lado?, no sólo tiene que aguantar a la muchachada si no que además tiene que escuchar a su esposa rapeando.

Vas mal, tendré que hablar con él y decirle que no le mereces, y eso que siempre te ha tratado con bondad extrema, casi llegando a ser caritativo contigo.

Por cierto, el estribillo es espectacular, yo encajaría a más de uno dentro.

José Miguel Ridao dijo...

Tienes razón, Jesús, el final feliz es fundamental, por la cuenta que nos trae a los padres y los abuelos.

Se lo diré en cuanto la vea, Maite.

Creía que éramos compatriotas, Ramón. Ya sólo te falta decirme que eres bético.

Digo, Aurora, con coreografía y todo, es pa verlo.

Capitán: mi suegro, como todos los especímenes macho de la raza humana, es un sufridor y un mandao.

Abrazos beyonceros.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Compones ridaukus, hilvanas versos procaces, coses poemas excelsos, explicas lecciones magistrales y ¿encima compones?
¡No te puedo soportar!
¡Deja argo pa los emás, ¿no?, mi arma!
¡Sólo te fartaba que llamaras al móvil ése de los Goyas, que ganas y te pusieras a presentarlos junto al Buenafuente!
(Uy, si la envidia hiciera crecer el pelo..., osos pareceríamos...)
Lo de las iniciales no es cosa de bujarronería y si no, que se lo digan a la Esperancita (la de los Madriles).
Vale, enterado, corto.

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Que ha sido mi suegraaaaa!!

Libros Gratis dijo...

Indudablemente, esto merece coreografía!
Excelente!

José Miguel Ridao dijo...

La tiene, Marcelo, la tiene. Lástima que no tenga un vídeo. Un abrazo.

mangeles dijo...

Señora suegra de el Andurriales...yo que vd...que les aguantes sus papis....ohh en contra ¡¡¡2 veces a la semana¡¡¡..eso se tiene que pagar como horas extras de la mina...como mínimo.

Besos a repartir...

Mery dijo...

Ya me estoyy imaginando esas tardes de primos, guerreando y a voz en grito.
Tu suegra es un ángel, si.
Un abrazo (la letra de lo mas acertada).

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Sssshh!! Mangeles, que te va a oír. Pareces sindicalista, verás como se me ponga en huelga...

Es pa verlo, Mery. Una alegría... espero.

Dos abrazos.

Alejandro dijo...

¡Pedazo de suegra!
Y que conste que yo jamás le hablé mal de ti, que lo que te pudiera llegar no fueron más que habladurías.

Por cierto, ¿es verdad que donde caben seis... también ocho?

José Miguel Ridao dijo...

Venga ya, Álex, no lo estropees más. Y sí, caben ocho, y el Titanic en un momento dao.