sábado, 26 de diciembre de 2009

Los amos del mundo

Al cabo de veinte años estoy releyendo El libro del desasosiego, de Pessoa, y vuelvo a comprobar que pocos libros son más agudos y contienen tantas frases lapidarias, hasta el punto de que me resulta difícil avanzar en su lectura, pues no puedo resistirme a pararme a pensar sobre lo que leo a cada instante.

Reproduzco una de las frases que Pessoa pone en boca de Bernando Soares en las primeras páginas, subrayada a lápiz hace dos décadas y que hoy cobra un nuevo sentido para mí:

En la vida de hoy, el mundo sólo pertenece a los estúpidos, a los insensibles y a los agitados. El derecho a vivir y a triunfar se conquista hoy con los mismos procedimientos con que se conquista el internamiento en un manicomio: la incapacidad de pensar, la amoralidad y la hiperexcitación.

Cierto que Pessoa era pesimista, pero... ¡qué clarividencia! ¡Y qué poco ha cambiado el mundo desde 1930 hasta mi primera lectura en 1990, y de ésta a 2010! Se me antoja que la sentencia del genio portugués es intemporal.

14 comentarios:

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
nvmevs stvltorvm infinitvs est (menos mal que ni usted ni unos cuantos ni yo estamos en ese número, jejeje).
Feliz navidad.

Rafael Lucena Soto dijo...

En el caso de que no lo haya leído, amigo Ridao, acompáñese de "El banquero anarquista": juego cínico sobre el poder, el dinero y las razones sociales más esenciales. Salud, siempre, desde la resaquilla.

Las hojas del roble dijo...

Intemporal e intenso, como el buen vino (sin premio, Ridao).

José Miguel Ridao dijo...

Menos mal que lo has dicho en latín, Dyhego. Ten cuidado, que tenemos que hacernos los tontos para vivir tranquilos.

Gracias por la recomendación, Rafael. No lo he leído, y lo buscaré.

Sí que es verdad, Cuniculario. Vaya fama que tengo...

Abrazos.

Juanma dijo...

Habla usted, señor Ridao, de uno de esos libros que, a lo tonto a lo tonto, son asignaturas pendientes. Para mí, desde luego, así es. Y a la frase, amigo, no se puede añadir ni quitar nada...casi sería de tontos hacer eso.

Abrazos, querdio.

José Miguel Ridao dijo...

Hay tantas asignaturas pendientes, querdio Juanma, que no hay tiempo material para aprobarlas todas, pero ésta es de las gordas.

Un abrazo.

Juanma dijo...

Pues creo que ni siquiera tengo el libro, fíjate. ¿No sabías qué regalarme para Reyes? En fin...

José Miguel Ridao dijo...

Juanma, no estarás insinuando que los reyes no existen, ¿eh? Recuerda que hay muchos niños por alrededor.

Juanma dijo...

Touché....

Sólo ha sido mi torpeza al expresarme. Mis disculpas a SS.MM. Los Reyes Magos de Oriente, que seguro también pasan por aquí y leen esas peticiones que uno hace aprovechando lo del Pisuerga, lo de Valladolid, lo de Belén...todo eso.

José Miguel Ridao dijo...

Las cartas a los Reyes hay que escribirlas de puño y letra y entregarlas en mano al Cartero Real. Sólo faltaba que SSMM se tuvieran que meter en los blogs, con el trabajo que tienen...

Cita dijo...

HOla, te he cisto comentar en algun blog que sigo y al colarme en el tuyo (disculpa que sea sin llamar) he visto que tienes mucho gusto en lo que lees y en lo que escribes... se descubren grandes mentes por estos mundos bloggeros...

Un saludo Madrileño!

José Miguel Ridao dijo...

Bienvenida, Cita. Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo desde Sevilla.

América dijo...

Frases lapidarias,una constante premonición, donde la mitad del mundo parece tener conciencia y la otra no.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Yo más que fifty-fifty diría que es one-ninety nine.

Un abrazo, América, y ¡Felices fiestas!