viernes, 7 de enero de 2011

Mariconadas blogueras (I): Los contadores

Quien más quien menos, y yo el primero, tenemos en el blog un contador para las visitas que recibimos. Puede parecer que es una herramienta útil para calibrar la popularidad de nuestro blog, aunque hay mucho que decir sobre esto. En primer lugar, vamos a dejarnos de tonterías y reconocer que lo ponemos ahí para ronear ante nuestros colegas blogueros: que si hemos llegado a 100.000 visitas, o 500.000, o hay quien pasa del millón... Si lo que queremos es saber cuánta gente nos visita hay estadísticas internas en el mismo google; no hace falta plantificarlo en el blog. Además, esto tiene truco: no es lo mismo una visita que un hit, que sería cada vez que se pincha en el blog. Casi todos los contadores lo que muestran son los hits; si pusieran las visitas el número sería sensiblemente inferior y no luciría tanto. Pero lo que más me llama la atención es que el número de visitas a nuestro blog puede venir por diversos motivos. Es cierto que entra gente para leernos, pero en mi blog aterrizan a través de google infinidad de internautas buscando las cosas más diversas. Un ejemplo claro es mi entrada del 5 de enero, donde puse un poema para los Reyes Magos. Automáticamente empezó a entrar gente tecleando "Poesía para Reyes Magos" y cosas parecidas, lo menos cincuenta, y se infló mi cifra de visitas del día. A esto hay que añadir un montón de visitas diarias que me llegan buscando imágenes de billetes de 500 euros, a cuenta de mi entrada número 500 del blog. Otros llegan buscando sonetos y haikus de cumpleaños, una traducción del poema de Auden "Funeral Blues" (debo de ser a estas alturas el traductor de referencia), músicas de Shakespeare y muchas cosas más, como por ejemplo los que teclean la palabra "meadas" con fines pornográficos y aterrizan en una entrada de lo más inocente.

En resumidas cuentas, que a los números que aparecen en el contador de mi blog ni caso. No tengo ni idea de los que me leen, porque tampoco me voy a entretener separando el grano de la paja. Si algo sé es por los comentarios que me vais dejando, y por referencias indirectas de gente que me sigue. Con eso me basta, me siento leído y apreciado, y el contador para eso, para ronear.

P.S. No sé si os habéis dado cuenta de que he superado la barrera de 100.000 visitas, y en dos años. Si es que soy un máquina...

P.P.S. Miedo me da la avalancha que se me echa encima con los que buscan un contador para su blog.

P.P.P.S. Se me olvidaba: la entrada más visitada en la historia de mi blog es una sobre gormitis. Entran buscando información sobre todas las razas y generaciones de estos bichos horrendos.

18 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues, hala, yo soy uno de esos que te lee. Y con mucho gusto.

L.N.J. dijo...

Me he reído un montón,

tienes gracia, besos.

maite mangas dijo...

Pues felicidades por esas 100.000 visitas.....¿o hits...?, bueno, lo que sea...pero que no es lo mismo.
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Y el primero, creo recordar. Te lo agradezco mucho, Jesús.

Un beso, Lourdes.

¿Ti da cuen, Maite? Si es que no hay quien me pare...

Abrazos hitparaderos.

Er Tato dijo...

¿Y los que te leemos desde Google Reader? Esos no contamos para el contador. ¡Un mojón para los contadores! ;-P

Un abrazo

P.S.: Mi contador sí diferencia visitas de páginas vistas, pero vamos, que otro mojón para mi contador.

eres_mi_cruz dijo...

mira, es muy fácil...
entras en el blog de la actriz china esa que recibe un millón de visitas diarias y pones:

chinita, you are ugly...
indeed all Chinese are fucking ugly...


y a esperar que empiecen a picar en tu perfil...
¿un millón de visitas?... ézo qué é.....

José Miguel Domínguez Leal dijo...

A ver cuando te visita Scarlett Johanson, y me lo cuentas.
Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

¿Y esa gente a la que te encuentras luego en algún evento y te dicen "yo suelo leer tu blog"? En fin, qu los contadores son una mariconada, cierto.
Un abrachop de parte de otro lector fiel.

Anónimo dijo...

pos yo andaba por unos andurriales, y me encontré con este, y estoy mas "enganchao" a tu blog que otros de los que buscan "meadas" para satisfacer "otras" necesidades. Por cierto, ¿como llevas el Ulises? Hace tiempo que lo empezaste a leer, y no he visto nada de nada de comentarios. Estoy ansioso por saber que tal te va con él. Yo al final lo lei "por mis cojones" (se me entiende, no?). Y llegué a la conclusión (creo que no es mía)de: aquello que entiendo es magnifico, por lo que deduzco que lo que no, también lo es. Un abrazo (siento ser tan cercano, pero te das cuenta de lo "mucho" que te conozco, y tu no tienes ni idea de quien soy yo...).

Bea. dijo...

Cuánto me congratula que mis comentarios y visitas cuenten en tu blog , no tenía idea de esto.

José M. Martínez dijo...

Pues mi contador ha dado ya seis vueltas, como los cuentakilómetros de los coches, o sea que llevo unos seis millones de visitas. Ni yo mismo me lo creo. Saludos. JMM

José Miguel Ridao dijo...

Tato, ya que hablas de reader, ¿qué coño pasa con tu página? Leo en reader un montón de blogs y en el tuyo no aparece la entrada entera, sólo tres o cuatro líneas. A ver si lo arreglas, que para eso eres ingeniero.

Sí, home, eresmicruz, ¿no has oído hablar de la mafia china? Lo primero que hacen es cortarte la picha.

Sospecho que ya ha entrado, tocayo, sólo que de forma anónima, para no levantar revuelo. Te tendré al tanto.

Gracias, Juan Antonio. Valientes mariconas estamos hechos...

Abrazos sin mariconeo.

Er Tato dijo...

A mandar, Ridao, ya está arreglao. Aunque pensándolo bien, ésa es una buena manera de que tengan que entrar por cojones en el blog a leer la entrada entera y que no se escaqueen del contador... ;-P

¿Sin mariconeo? ¡Ea, po toma un besito!

José Miguel Ridao dijo...

Hola, anónimo´Los anónimos dais para otra entrada, no veas la intriga que me entra cada vez que sale uno. Me hace hasta ilusión, claro que yo no he tenido malos rollos como otros. El Ulises está atascao en la página 100. He leído c ien páginas ¡y no ha pasado nada! No es que busque una novela de acción, pero coño, eso parece un portal de belén. También es cierto que lo leo en inglés y el vocabulario es difícil. Estoy por leerlo en el reader, donde el diccionario es inmediato.

Ya ves Bea. estampos haciendo historia...

¡Coooooooooñó!, JMM. ¿Seis millones? Macho, me entran ganas de retirarme. ¿Y se puede saber cuánto tiempo llevas en esto? Ahora mismo entro en tu blog a coriosear, y de paso te regalo la visita 6.000.001. Eso sí, se te nota la vanidad, te has tomado la molestia de apuntar el número de veces que se pone el contador a cero. Bienvenido, fiera.

Abrazos acojonados.

José Miguel Ridao dijo...

Puaffff, Tato, la próxima vez te quitas el carmín antes. Yo el reader lo uso con los pocos blogs que leo mucho porque es más rápido, no hay que pinchar. Que le den por culo a las visitas. ¡Seis millones, todavía no me he repuesto del acojono!

José Miguel Ridao dijo...

Oye, José maría, no es que tenga mucha confianza contigo, pero me vas a permitir... ¡Vete a shupaaaaaaarla! 2400 visitas, ¿eh? Suerte has tenido de que no te borre el comentario, pero soy magnánimo, hay que dar cancha también a los chavales que empiezan.

Ya en serio, he echado un vistazo al blog y parece interesante. Volveré.

Me había tragado lo de los seis millones hastarnúo.

Rocío. dijo...

No me lo puedo de crer,Ridao,así que nos tienes fichaos a tos,cada vez,que entramos en tu blog,vamos,que entre hacienda y tu,no hay ninguna diferencia,bueno como veo que tienes muchos seguidores,y yo me entero de muchas cosas,como cotilla que soy,te voy a dá hasta una forma de ganar dinerito con tu blog,pa que veas,hay empresas,que dado el boom tremendo de los blog,te pagan,si pones publiciad de ellas,cuando escribas,eso si,tenes que indicar,que es una noticia patrocinaora,te vas a forrar,Ridao,bueno yo por si te leen los e la coca cola,ya pongo que mientras escribo,me estoy tomando una bien fresquita,y que además,acabo de llegar de las rebajas del Corte Inglés.
Un beso patrocinador.

José Miguel Ridao dijo...

Me ofendes, Rocío, mi blog no se presta al marketing, yo no me vendo por... ¿cuánto dices que pagan?