viernes, 7 de enero de 2011

Ventajas del libro de papel


Ya tengo mi reader fululando, y lo he estrenado con una obra maestra: Heart of darkness, de Conrad, más que nada por darle en las napias a mi amigo
Fernando. Me la leí en su día en papel, y ahora la releo en formato electrónico. ¡A lo mejor soy un pionero en esto!

Como ya he alabado bastante a mi nuevo cacharro, hoy voy a decir las ventajas que le veo al pleistocénico papel, a Gutenberg lo que es de Gutenberg...

1. Un libro de papel es un objeto bonito en algunos casos, incluso precioso en las ediciones realizadas con esmero. Hay libros que son auténticas obras de arte, y no sólo los antiguos. Un e-book no llega siquiera al rango de objeto.

2. Los libros tradicionales decoran las estanterías de los intelectuales y, sobre todo, de los que se quieren hacer pasar por intelectuales. El problema, por supuesto, es tener espacio suficiente. Con el e-book lo más que puedes decorar es una pantalla.

3. Los libros de papel tienen vocación de permanencia: se guardan y perduran en el tiempo, son transmitidos por herencia durante generaciones. El libro electrónico se guarda en un disco duro o en una tarjeta, pero todos sabemos qué pasa con las copias de seguridad. En realidad no importa que se pierda, pues está en la red, en la "nube". Lo cogemos de ahí cuando queramos y santas pascuas (como la nube se disperse un día nos vamos a enterar).

4. Si se te cae un libro tradicional al suelo no pasa nada, pero como se me caiga el e-reader que me han echado los Reyes me voy a cagar en los muertos de quien sea (de los Reyes mismo), y Rafael se va a poner más contento todavía.

5. Para pasar las páginas del libro de papel a veces nos mojamos el dedo, y la sensación es muy placentera. El roce del dedo con la pantalla táctil del e-book no es lo mismo, hay que reconocerlo.

6. El papel huele tela de bien. El reader es aséptico e inodoro (by the way, como se te caiga al inodoro la has cagao, nunca mejor dicho).

7. Yo los libros malos los suelo utilizar de papel higiénico, algo totalmente imposible con el e-reader por razones técnicas y pecuniarias.

8. Por ahora las pantallas de los readers no admiten colores, pero vamos, hay que reconocer que los libros con colorines son una mariconada.

9. A día de hoy el papel es el soporte que menos cansa la vista, aunque la tecnología de tinta electrónica está muy conseguida.

10. Los libros de papel se pueden guarrear a placer, escribiendo garabatos y subrayando. Mi reader también lo permite, pero no está del todo conseguido, las cosas como son.

11. Los libros electrónicos no se pueden dedicar, o si se hace es pa na.

Y la más importante de todas:

12. ¿Hay algo más cutre que publicar en formato e-book? Conmigo que no cuenten, mis libros en papel verjurado bien gordo, que pese, que huela, con tapas en condiciones, que lo pueda regalar a los amigos y con el que pueda ronear en una librería dejándome caer por la estantería donde lo venden y diciendo a todo el mundo que soy el autor.

23 comentarios:

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Hoy no me lo compro, será... maaaañññññaaaaanaaaaaa!
Salu2

MLL dijo...

El 10 es el punto crucial.

eutelia dijo...

12- Un libro de papel permite el sentido de la posesiòn. Se hace mio desde que le acaricio las tapas por primera vez (eso si me gusta mucho).
Si se extravìa formo tremendo alboroto.
Se reconocerlo aunque se esconda entre pilas de otros libros,
Tendrà huellas de chocolate (pocas, que tampoco la guarrada) y si alguien se lo llegara a robar, sirve para pegarle un trompòn con el mismo cuando lo coja!

Rafael dijo...

Para mí la 12 es la definitiva. ¿Quién va a fardar diciendo "he publicado un libro en una nube"? Donde esté el roce con las multitudes, que se quiten las pantallas "táctiles"

José Miguel Ridao dijo...

Haces bien, Dyhego, más barato te saldrá.

Es cuestión de tiempo, Martín. El hecho de que ya se pueda hacer es significativo. Además, muy poca gente acostumbra a hacerlo.

Gracias, Eutelia. Lo añadimos a la lista.

E-abrazos, como dice Fernando.

José Miguel Ridao dijo...

Anda que no, Rafael. Eso está muy bien para los lectores, pero para los escritores es una putada.

Fernando Moral dijo...

Eeeeeh, que acertarme con el irrider en las napias o en otro apéndice menos expuesto no tiene mérito. Que disfrute usted del ahora e-maestro Konrad.

E-hugs.

José Miguel Ridao dijo...

Lo disfrutaré seguro, Fernando. Recuerdo que al leerlo se me quitaron las ganas de navegar por el Congo en todos los días de mi vida.

weekend e-hug

José María JURADO dijo...

¿Has probado a leer poesía en el reader?

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

No hay nada como el papel, demostrado.

Luis Valdesueiro dijo...

Por tus palabras, deduzco que habrá papel para rato...

José Miguel Ridao dijo...

José María: la poesía es lo que más reparo me da. Yo creo que ahí el papel es insustituible, aunque eso sí, se puede acceder a miles de libros de poemas, y no los vas a comprar todos. Como fuente de consultas es la caña. De todos modos, me he descargado un libro de Rosales, ya te contaré.

Hombre, Javier, son cosas distintas. Yo le veo muchas ventajas al reader. Creo que voy a leer en los dos formatos, y no sé en cuál de ellos más.

Así es, Luis. En mi opinión los dos formatos convivirán durante mucho tiempo, y a largo plazo el formato electrónico triunfará, y el papel quedará como algo residual, para coleccionistas, ediciones exquisitas... Tú y yo no lo veremos, creo. Lo que sí me parece es que el mercado de libros de texto y best-sellers va a huir hacia el e-book pitando.

Aurora Pimentel dijo...

Joé, qué Reyes más majos los tuyos, Ridao. Qué bueno has debido de ser.

Todo me convence de tus argumentos, salvo el número 12 que estoy en desacuerdo. Creo que es parte del futuro y más si no se es un escritor de muchos lectores, si no se es de best seller (aunque los best seller como has apuntado... también se van a apuntar a ese carro, creo).

Me parece, sin saber nada de esto, que es más fácil que te lean por el medio electrónico que por el otro, teniendo en cuenta la cantidad de títulos que hay, lo que duran en las librerías, la competencia, la distribución y otros muchos temas muy variados.

He agradecido mucho ultimamente la versión electrónica de un par de textos que no encontraba en papel, era un lío horroroso: gracias a que estaban en formato electrónico me he hecho con ellos.

Y luego está otro tema: a algunos les importa más que publicar en el sentido tradicional -aunque les guste el papel, el libro, etc.- ¡que les lean! Es decir, son vanidosos, Ridao, de otra manera, y si porque les lean tienen que publicar electrónicamente van a ir derechos a ello.

Y es posible que haya trasvases curiosos en esto: gente que empezó con un texto electrónico... se difundió... y pasa al papel luego. Ya hay varios casos de estos.

José Miguel Ridao dijo...

Hola, Aurora. Lo que dices no es incompatible con mi punto 12. Estamos de acuerdo en que todos prefieren editar en papel, aunque la edición electrónica abre muchas puertas a todos. Al fin y al cabo el blog es eso, autopublicación.

Liliana G. dijo...

Vengo de la entrada anterior, y justo te decía que esperaría tus comentarios ¡y al toque! ¡Qué eficiencia José Miguel! (Juro que no había visto esta entrada, iba por turno)

De más está decirte que me he reído a mandíbula batiente, que comparto todo lo que decís, pero "escucharlo" con tu salero me descojona de la risa (ya aprendí el verbo descojonar).

Menos mal de que estoy sola, porque mis hijos cuando me escuchan reír unos le dicen a otros (y son cuatro, claro): "no le hagan caso, seguro que está leyendo a Ridao", jajajajaja

Besos mil y gracias por el buen momento :)

P.S.: Ridao ¿qué es "fululando"? Dicci urgente...

José Miguel Ridao dijo...

No me lo puedo creer, Liliana. ¡Hasta tus hijos saben de mis historietas! Fulular significa funcionar. Un poné: "man echao los reyes un arradio y ya no me fulula. Sus muuuulas toas".

Un besazo, salerosa.

L.N.J. dijo...

Siempre suelo llevar un libro encima, soy adicta a ellos, desde muchos años.

"Hago el amor con ellos".

Las máquinas son útiles, pero frías, muy frías.

Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Frías pero eficientes. Vienen bien.

Liliana G. dijo...

¡Un poné todito para mí! ¡Qué detalle! Gracias Ridao, me siento importante :)

P.S.: ¿Cómo no van a saber? Claro. Si no les explico de qué me río sola, probablemente me internen en un loquero. Jajajaja

Fernando Moral dijo...

José María, cuando le metes poesía, el chisme pone en funcionamiento el sistema PVL (Poet's Voice Live), que llama al móvil del poeta en cuestión para que te lo lea (está en su contrato de publicación electrónica). En caso de que sea un poeta ya fallecido, llama a un medium (concretamente, para Alberti llaman a la pitonisa Lola).

Mery dijo...

Lo del olor del papel para mí es fundamental, así como acariciar pedantemente las páginas.
Así que no digo mas.

Ahora bien, en algún momento caerá el e-book, lo estoy viendo.

abrazo

Aurora Pimentel dijo...

JM. No me refería al blog, sino a esto de abajo, y creo además -insisto- en que el papel para algunas personas que escriben es secundario. Lo que quieren es que las lean, no tanto tener un libro para decir "he publicado".

Y si al final en papel no sirve para que la gente lea lo que uno escribre, y el libro electrónico ofrece eso, más facilidad de lectura para personas, algunos autores, como éste de abajo, publicaran electrónicamente. En Amazon u otros lugares, también en editoriales como Anphibia, por ejemplo.

http://www.anaoliva.com/fernando-trujillo-vende-3-000-ejemplares-en-el-kindle-de-amazon-i-parte/

José Miguel Ridao dijo...

Sí, sé que te referías a eso. Lo que yo digo es que la inmensa mayoría de los escritores prefieren publicar en papel, por motivos de prestigio, quizá. No tengo datos, pero me da la sensación de que es así. Además, pienso que se va a imponer la venta en e-book al mismo tiempo que en papel. Yo creo que en breve un best-seller venderá más copias en e-book que en papel. Es cuestión de practicidad.