jueves, 3 de marzo de 2011

Apuntes (LXIX): De tenores, poetas y economistas


He terminado de leer Iluminaciones en la sombra, el diario póstumo de Alejandro Sawa. Me ha sorprendido la brillantez del estilo y la profundidad de sus pensamientos. En cuanto a la crónica de su tiempo, se me antoja aburrida, con todos esos políticos desfilando por el siglo XIX español en un caos de siglas. Conservadores, liberales, pseudorevolucionarios... en el fondo son todos lo mismo: unos animales políticos ávidos de poder y corruptos desde que lo tocan.

~

Se le nota a Sawa el orgullo de los años pasados en Francia, donde se codeó con la flor y nata del simbolismo. Su amistad con Verlaine iluminó las muchas sombras que tuvo su vida de mísero bohemio.

~

Al fin y al cabo la literatura no es más que un juego intelectual en el que se afanan los escritores y con el que se solazan los lectores. Conviene no darle más importancia de la que tiene; la realidad está fuera de los libros (tengo la sensación de que acabo de contradecir alguna afirmación mía anterior, pero eso también forma parte del juego) .

~

Anda Miguel contando que su padre es poeta, y claro, ha despertado el lógico interés entre sus profesoras. Una de ellas le ha preguntado -atención al detalle- que cómo me gano la vida, y él ha dicho que soy profesor. "¿Profesor de qué?" dice la profesora, y él no se acuerda. Al llegar a casa me lo pregunta, y yo le digo que de Economía, pero al día siguiente me lo viene preguntando otra vez; es incapaz de memorizar esa palabra.

~

Ya no quedan tenores como Mario del Monaco o Franco Corelli, que asombraban a mediados del siglo XX con su arte, su apostura, su virilidad y su voz tonante, poderosa, hermosa como el trueno.

~

Creo que me ha pasado un poco con el bueno de Pavarotti.


6 comentarios:

Alejandro dijo...

Dos machotes del Monaco y Corelli, porque que la virilidad asombre a finales del XX fue hecho aislado, y no te extrañe que prohibido a lo largo del XXI.

Un abrazo condoscojoneros.

eres_mi_cruz dijo...

las mujeres siempre tan románticas... dile a tu hijo que a partir de mañana diga a sus señoritas que su padre es funcionario poeta... además de sonar mucho más romántico, en los tiempos que corren eriza el clítoris...

Pavarotti era una macchina... puede que en escena le faltara el aire... pero sus grabaciones son insuperables y a mí me ganó con el Trovatore de 1977 para la Decca (9:52)...
a pavoneos, gorgoritos y concesiones al gran público nadie puede ganar a Corelli o Del Mónaco, Caruso y Gigli también los hicieron y qué... entonces no salían por televisión... y mucho menos eran puteados por internet...
aunque en este caso el puteo sea GENIAL...

Mery dijo...

Yo tengo a Sawa esperándome en la estantería porque voy lenta con el Diario de Anaïs Nin pero estoy deseando meterme con él.

Y oiga usted, eso de un padre poeta es muy atractivo, así que lo mismo la profesora de Miguel te pone ojitos cuando te vea, jajaja.

Y si encima oye en tu coche a algún tenor, se lanza a tus brazos extasiada. La primavera está cerca....love is in the air...

Ya nos contarás

soylapaqui.com dijo...

Ridao,cariño que libros más profundos te lees,yo el Saw ese,es que ni se quien es,pero voy a leerlo para tener tu intelectualidad,cuánto aprendo por este blog.

Bea. dijo...

Paqui tu como vas a leer a Saw , es que no lees nada , me pregunto si sabes lo que es un lbro,ja,ja,ja,pero como estoy en el camino de la santidad,iré mañana a la fiesta la pepona , mi disfraz será una sorpresa.
Ridao , yo tampoco he leido a Saw , y entiendo poco de economía , pero de gastar , mucho,ja,ja,ja,eres un crack.

José Miguel Ridao dijo...

Anda que no, Álex. Ahora priman los tenores metrosexuales, como Alagna.

Descojonante el vídeo, eresmicruz. Es el aria Celeste Aida, anda que no he soltado yo gallos en ese punto, vienes de abajo y de repente ¡zumba! un agudo que te cagas. Esa voz me suena a Carreras, como apunta alguien por ahí.

Ya os contaré, Mery. ¡Qué emoción! Se me ha olvidado eso de ligar. ¡Chssst!, que estoy vigilado estrechamente.

Léelo, Paqui, que no te arrepentirás.

Yo de gastar no entiendo, Bea, a ver si me enseñas.

Abrazos. Saweros.